ITALIA

Días difíciles para Pedro

El español ha marcado un gol y ha dado dos asistencias desde el parón de selecciones de noviembre. Ha perdido la titularidad y su situación es complicada.

La aventura de Pedro en la Roma no está yendo como muchos imaginaban. El español llegó libre en verano tras cinco años en el Chelsea con la misión de ser un jugador importante en un proyecto con mucha gente joven como Pellegrini, Gonzalo Villar, Zaniolo o Borja Mayoral. Sus comienzos fueron inmejorables con tres goles y tres asistencias en los siete primeros partidos de Serie A, pero su situación ha cambiado considerablemente.

Desde el parón de selecciones de noviembre, Pedro ha marcado tan solo gol y no ha dado ni una asistencia en la Serie A, perdiéndose seis de los 21 partidos por problemas musculares y siendo expulsado por doble amarilla por primera vez en liga ante el Sassuolo. Este bajón de rendimiento le hizo perder la titularidad, siendo Mkhitaryan y el capitán Pellegrini los escogidos para jugar por detrás del nueve, normalmente Borja Mayoral. En Europa League sí que ha gozado de más continuidad siendo titular en los octavos contra el Shakhtar y dando una asistencia en la ida.

La reciente lesión del armenio le ha devuelto a la titularidad pero según informa el Corriere dello Sport, el español está disconforme con su situación y en su última suplencia ante la Fiorentina el pasado tres de marzo, el jugador mantuvo una charla pacífica con Fonseca en la que mostró su descontento. Su última actuación frente al Nápoles no deja mejores sensaciones ya que perdió ocho balones y se le vio desconectado del equipo sobre todo en defensa, "ayúdanos más" le gritó el entrenador. De hecho, fue cambiado en el minuto 67' y al llegar al banquillo estuvo hablando con el segundo entrenador Nuno Campos sobre los fallos que había tenido.

Las derrotas ante Parma y el Nápoles han dejado a la Roma en sexta posición a cinco puntos de Champions y Pedro es uno de los principales señalados. El español tiene contrato hasta 2023 y tiene tiempo para revertir la situación, pero según apuntan desde Italia, su aventura en Roma podría terminar antes de tiempo.