REAL VALLADOLID 1 - SEVILLA 1

Sergio: "Estoy más convencido que nunca de que vamos a lograr el objetivo"

El técnico del Real Valladolid destaca el buen partido hecho ante el Sevilla, aunque se queda con la sensación de "haber perdido dos puntos".

Valladolid
Sergio: "Estoy más convencido que nunca de que vamos a lograr el objetivo"
PHOTOGENIC/PABLO REQUEJO DIARIO AS

El Real Valladolid dejó escapar dos puntos por mor de un gol inaudito de Bono, que empató el encuentro para el Sevilla después de minutos de acoso sobre los blanquivioletas. El cancerbero dejó con una sensación pobre a los locales, que casi saboreaban una victoria que Sergio González, su técnico, veía cerca. Pese a tratarse de otro "palo gordo", el catalán está "más convencido que nunca" de ir a lograr la salvación, merced a la buena actuación de su equipo.

¿Qué poso le deja el gol del empate?

Todos hemos visto lo que nos ha pasado. Nos ha pesado lo vivido en Vigo y las sensaciones de los últimos minutos. Ha sido una jugada rocambolesca otra vez. No hemos sido expeditivos. Entendemos que el balón va a ir fuera, incluso nos apartamos, el balón da en el palo y lo mete dentro, y a partir de ahí nos hemos desatendido y han metido gol. Es lo que nos faltaba, que nos metiera el portero. Estoy fastidiado porque el equipo se ha merecido mucho más y cabreado porque hemos hecho un partido muy completo, pero muy tranquilo porque hemos competido de una manera abismal con y sin balón, haciendo un partido muy, muy completo. Hemos minimizado a un rival tan fuerte como el Sevilla y en algunas fases hemos sido mejores. Me voy con rabia e impotencia.

¿Siente que ha ganado un punto o perdido dos? ¿Qué pensó al ver el gol?

Siendo sincero, no me lo creía. Daba la sensación de que estaba todo controlado, el balón ha dado en el palo y se ha descontrolado, le ha caído la pelota a Bono y de repente ha acabado en la red. Tengo la sensación de haber perdido dos puntos por cómo ha sido el partido, por cómo ha sido su gol y por el minuto en el que ha sido, aunque eso no tiene que empequeñecer nada lo que hemos hecho, más allá del resultado. Analizando el partido, el equipo tiene que salir muy reforzado.

¿Cree que es algo psicológico o fruto de la mala suerte?

Un poco de todo. Hay que ser más expeditivos, tener más concentración y entender que ya teníamos un antecedentes. El ser humano tropieza no solo una ni dos veces, sino muchas, en la misma piedra. No nos tiene que pasar esto una tercera ocasión. Hemos podido solucionarlo en una segunda acción y no lo hemos hecho. Los últimos minutos nos están restando más que sumando y tenemos sensaciones de dudas por los antecedentes, pero tenemos que ser capaces de que no pase más. Tenemos que trabajarlo y entender que el balón parado en el 93' es igual que en el 14' o que en cualquier otro momento del partido.

¿Es el mayor golpe que ha recibido como entrenador del Real Valladolid?

Es un palo gordo por la forma, por el minuto, por el partido que hemos hecho... Hemos recibido muchos palos, pero somos unos supervivientes. El fútbol muchas veces tiene este tipo de situaciones que no acabas de controlar. Habíamos mejorado muchísimo después del día del Celta y la sensación era que el balón parado estábamos siendo muy solventes y no nos creaban ningún problema, y el gol, otra vez, empequeñece el gran partido que hemos hecho. Hay que analizarlo desde la tranquilidad del partido que hemos hecho. No hemos estado afortunados, pero estoy más convencido que nunca que el equipo va a lograr el objetivo, seguro.

¿Cree que han hecho mérito para llevarse los tres puntos?

Ellos han tenido una ocasión de De Jong que no ha ido a puerta, nosotros quizás tampoco hemos tenido tantas ocasiones, pero el partido ha estado muy controlado y ellos, en su desesperación, sin tener nada que perder, han tenido algo más de remate. La sensación estaba mucho más cerca nuestra, pero respeto la opinión de Lopetegui. El equipo está haciendo bien las cosas, aunque los resultados no nos están dando la palmadita en la espalda que se merece, pero este es el camino. La salvación va a ser muy difícil, pero a este nivel lo vamos a lograr.

¿A qué se han debido los cambios?

La primera elección era por la tarjeta de Roque Mesa y porque Alcaraz había hecho un esfuerzo muy grande y parecía que ellos estaban filtrando muchos balones por dentro; no queríamos perder las dos puntas y apostamos por meter piernas frescas. Los últimos, intentando meter un 5-3-2 para igualar su poderío aéreo, aunque lo hemos cambiado por un 5-4-1 tirando a Guardiola en la derecha y a Kike Pérez en la izquierda porque estaban subiendo con muchos efectivos. Creo que lo hemos planteado bien y que nos han metido en la más difícil.