SEGUNDA B

¿Por qué no se juega hoy la última jornada de Segunda B en todos los grupos?

En seis de los diez subgrupos que componen el nuevo formato de la categoría de bronce, este domingo se decidirá todo. Otros cuatro deben esperar una semana.

¿Por qué no se juega hoy la última jornada de Segunda B en todos los grupos?
Deportivo

La nueva Segunda División B entra en su fase decisiva. Este domingo a partir de las 12:00 de la mañana se juega de forma unificada el grueso de subgrupos para decidir quién asciende, quién se queda en fase intermedia y quién ve el abismo de la Tercera RFEF en el horizonte. Sin embargo, tras la conclusión del fin de semana, todavía quedarán muchas cosas por determinar antes de dar el salto a la siguiente ronda. El motivo no es otro que la Segunda B de los 102 grupos. Al no ser todos los subgrupos de diez equipos, hay dos en concreto que no han podido acabar en plazo.

Es el caso del Subgrupo A del Grupo II y el Subgrupo A del Grupo III. Los dos cuentan con once equipos en la pelea y, por tanto, necesitarán de una semana más para completar sus jornadas. Los menores recursos de Segunda División B y el complicado año por la pandemia han impedido que los partidos de más se recuperen entre semana, dejando unos días más para marcar quién se mete en cada fase.

Además de los dos subgrupos ya mencionados, hay otros dos con una especial particularidad: el Subgrupo A del Grupo I y el Subgrupo B del Grupo II. El primero cuenta con diez equipos, pero no terminará esta semana. El motivo es el Racing de Ferrol. El club ha tenido que aplazar partidos en las últimas fechas por la complicada situación sanitaria y era inviable que jugara todos antes de la disputa unificada de la última cita. Por tanto, toda la jornada del Subgrupo A pasa al día 28 de marzo, donde se decidirá todo.

El segundo sí acarrea más contratiempos. Salvo el Tudelano-Calahorra, sin nada en juego, el resto de encuentros han sido aplazados por un brote de coronavirus en el Haro Deportivo. La RFEF intentará, en la medida de lo posible, disputar los pendientes la próxima semana para no alterar así el calendario general ya pactado. En caso contrario, habría que hacer nuevas cuentas...

¿Qué hay en juego en estos grupos?

En el sentido estricto de la palabra, en todos los subgrupos estará todo en juego. El nuevo formato hace que a la siguiente fase se arrastren los puntos ya conseguidos, por lo que cada triunfo esconde una especial importancia de cara a tener más colchón y margen de error para la ronda que lo decidirá todo definitivamente. No obstante, todavía bailan unas cuantas posiciones que dan acceso a las diferentes categorías de la segunda etapa de la Segunda B.

En el caso del Subgrupo A del Grupo I, el Zamora ya se ha asegurado su clasificación para la fase de ascenso. Unionistas y Celta B están ahora mismo bien colocados, pero necesitan ganar para evitar sustos. El Depor se enfrenta al líder en busca de un sueño que parecía perdido. El Compostela guarda aún alguna opción, aunque necesita de una carambola. El Racing de Ferrol podría meterse en la lucha por el ascenso siempre y cuando venza al Guijuelo en el aplazado. Además, se enfrenta a un rival directo como Unionistas en la cita final. Fíjense las peculiaridades del formato que el mencionado Racing de Ferrol puede ir a fase de descenso o a fase de ascenso. El Pontevedra es el único que le puede hundir en el abismo. Coruxo, Salamanca y Guijuelo ya están matemáticamente fuera de la Pro.

Es más difícil sacar la calculadora en el Subgrupo A del Grupo II, ya que la mayoría de equipos tienen dos partidos pendientes. Todavía optan a fase de ascenso Real Unión y Racing. Para ello, deberán desbancar de la cabeza a Athletic B, Real Sociedad B y Amorebieta. Estos últimos tienen la clasificación virtual. La tabla se divide en dos: los cinco primeros miran alto y los cinco de abajo quieren evitar la quema. Ya no podrán lograrlo ni Barakaldo ni Leioa. Alguna opción le queda al Alavés B. El Portugalete es el principal aspirante a hundir al Laredo y el Arenas Club no se puede relajar.

Mismo caso en el Subgrupo A del Grupo III. Quedan demasiados partidos para establecer conclusiones. Lo que sí es una certeza es que el Nàstic jugará en la Pro o en LaLiga SmartBank la próxima campaña y que solo una carambola mayúscula privará al Barcelona B del mismo derecho. El Andorra de Gerard Piqué y Eder Sarabia deberá pelear todavía por esa tercera plaza. El Badalona se la puede quitar, como el Llagostera, el Cornellà o el Lleida. Los tres últimos ni siquiera tienen garantizado salvar la quema, pero difícilmente caerán.