FÚTBOL MADRILEÑO

Los caminos de la Ferro y RENFE confluyen 80 años después

Ambos han llegado a un acuerdo de patrocinio, como ya vivieron de 1941 a 1951. "Esto será un impulso muy importante para el club", confiesa Javier Puig Martínez, el actual presidente, a AS.

Del Bosque posa con las equipaciones de la Ferro.

Hay caminos destinados a encontrarse. Tarde o temprano. Y las vías de la Agrupación Deportiva Ferroviaria y RENFE han vuelto a confluir ochenta años después. Este acuerdo de patrocinio —ya visible en la equipación y la ropa de paseo del conjunto madrileño— escribió su primera página allá por 1941. Momento en que el Gobierno creó la Red Nacional de los Ferrocarriles Españoles (RENFE) y su Consejo de Administración, presidido por Gregorio Pérez Conesa, decidió apoyar a la Ferro, un equipo íntimamente ligado a este gremio y cuyo campo se ubicaba junto a la estación de Delicias. Esta relación se perpetuó a lo largo de una década (1951).

Ahora, como entonces, el vínculo entre ambos abre una esperanzadora ventana al futuro. "El impulso que nos dará este patrocinio es muy importante. Es el primer paso para crear una estructura de club e intentar que el proyecto sea de medio-largo plazo. RENFE ha creído en nosotros y nos permitirá crecer", confiesa a AS un ilusionado Javier Puig Martínez, actual presidente de la AD Ferroviaria e histórico guardameta del equipo durante once temporadas (1983-94).

Javier Puig era el guardameta de este equipo de 1987.

Javier Puig era el guardameta de este equipo de 1987.

Muchas cosas les unen, principalmente sus orígenes. Leocadio Martín Ruiz, ferroviario de profesión, fundó la entidad en 1918 y tanto los socios como los integrantes de sus diferentes secciones pertenecían mayoritariamente a dicho sector. Poco a poco, la Ferro se convirtió en un histórico del fútbol madrileño y el cuarto club más antiguo, por detrás de Real Madrid (1902), Atlético (1903) y Carabanchel (1916). Su centenario supuso un punto de inflexión, después de haber permanecido inactivo de 2007 a 2019. "Ahí se reactivó y empezamos a jugar en Tercera Regional. Yo me incorporé a mitad de la temporada pasada y me he quedado con dos directivos más para gestionar esta aventura", explica Javier, quien no oculta su emoción recordando el pasado.

"Cuando fuimos campeones de España de Aficionados teníamos cerca de 4.500 socios, una masa social importante. Ahora mismo muy poca gente se acuerda de lo que éramos. Una de nuestras campañas será rescatar socios antiguos, sus descendientes, exjugadores...", esgrime el mandatario, consciente de la importancia de aquellas raíces para construir un renovado club: "Nuestro objetivo, de momento, es crear una estructura, con departamentos y gente que nos apoye en el trabajo diario. Nos gustaría hacer una escuela, con la ayuda de RENFE también, y otras secciones, como en sus orígenes, en los que había atletismo, ciclismo, ajedrez, gimnasia, boxeo... pero con calma. Ya en lo futbolístico, la meta es ir ascendiendo".

"Nos gustaría hacer una escuela, otras secciones... Y en lo futbolístico, ir ascendiendo"

Para este nuevo trayecto, la Ferro cuenta con un comprometido padrino, Del Bosque. El exseleccionador siempre está pendiente de sus pasos. De gigante, el de este patrocinio. Ha sido una figura clave. Lo que Vicente representa, sus valores, es lo que nosotros queremos ser. Además, él ha conseguido que nuestra imagen llegue a muchos sitios", argumenta Javier, que desvela un curiodo dato: "Del Bosque procede de familia ferroviaria. A ello se dedicaron su padre, su abuelo y hasta su suegro, como él nos dice. Eso le ha hecho unirse a nuestro proyecto. Nos contaba que iba a comprar el periódico a la estación de Salamanca". Aquel diario era el AS, que llegaba a mediodía en el tren correo de Madrid.

Y mientras la AD Ferroviaria y RENFE prosiguen su camino de la mano, todavía se puede visitar la exposición 'Madrid-Delicias. 140 años de una estación', que permanecerá en el Museo del Ferrocarril hasta el próximo 26 de septiembre. Allí hay una parada, un rincón, para la historia de la Ferro. Y en ella se pueden encontrar diferentes carteles de partidos, un balón reglamentario de la década de los 60, algunos de sus trofeos como campeón de Castilla y de España de Aficionados, unos guantes y un trofeo Uzcudum de boxeo, entre otros. Grandes tesoros de viajes pasados...