INGLATERRA

El Chelsea saca el mejor provecho de un Hazard irreconocible

La venta del belga en el verano de 2019 fraguó la construcción del actual conjunto londinense formado por Werner, Ziyech y Havertz.

0

Cuando Eden Hazard se fue al Real Madrid por más de 100 millones de euros en el verano de 2019, el Chelsea perdió al jugador más determinante de sus últimos años. Era el momento de decir adiós al pasado para construir el futuro, gracias a la gran suma de dinero que ingresó el conjunto londinense con la venta del extremo belga. El pasado mercado estival, Roman Abramóvich se puso manos a la obra con las arcas llenas y apostó por tres nombres: Timo Werner, Hakim Ziyech y Kai Havertz. Costaron 181 millones y actualmente son la cara de un Chelsea más rejuvenecido.

La jugada le ha salido más que bien al propietario ruso: Hazard es más protagonista en el equipo blanco por sus lesiones musculares que por sus exhibiciones en el terreno de juego mientras que los tres fichajes blues, a pesar de tener altibajos, han podido mostrar algún destello de su calidad. Ocurrió en el último encuentro que disputó el Chelsea frente al Atlético de Madrid, la conexión Werner-Ziyech dio sus frutos cuando el alemán, con espacios, brindó desde el costado izquierdo un pase de gol al ex del Ajax. Sin embargo, la capacidad goleadora de Ziyech (3 goles en todas las competiciones) se ha visto mermada por las múltiples lesiones que ha padecido en el primer tramo de la campaña.

Werner, llamado a ser el líder de la delantera blue, ha sido bastante criticado por su desatino de cara a portería (lleva 5 goles en la Premier League), pero la llegada de Thomas Tuchel parece haber despertado a un jugador que ahora no solo tiene en mente marcar, sino que también ejerce una gran presión ofensiva para intentar desbaratar a la defensa rival. El ariete alemán confesó en una entrevista a la BBC que su sequía goleadora le estaba haciendo cambiar de mentalidad: "He aprendido a confiar en mí, a darlo todo en el campo, a no pensar solo en los goles y a pelear por el equipo", explicó. 

A Havertz también le está costando aclimatarse al cuadro de Tuchel, éste sabe de su calidad pero no termina de encontrarle la posición adecuada para sacarle el máximo rendimiento. Ante el Atlético, el ex del Leverkusen jugó de interior detrás de Werner, y cuajó un gran partido al sacar con criterio el balón desde el centro del campo. Una actuación que da esperanzas al Chelsea tras la enorme inversión que supuso el medio alemán.

Mientras tanto, en el Real Madrid, Hazard sigue una vez más entre algodones  y acumula un total de 10 lesiones desde que llegó al conjunto blanco. Demasiados contratiempos para un futbolista llamado a ser el sucesor de Cristiano debido a su indiscutible calidad técnica. Ahora bien, la realidad es otra: en sus dos primeros cursos con Zidane solo ha marcado 4 goles en 34 partidos. Un bagaje demasiado pobre a tenor del superlativo nivel que demostró en el Chelsea.