CHELSEA-ATLÉTICO

Havertz no encuentra su sitio

Tuchel, que es quien tiene que ser capaz de sacar lo mejor de él, dice que "no hay duda de su calidad y su talento" pero no le encuentra el sitio ideal.

Londres

Por cada paso que Kai Havertz da adelante en el Chelsea, como mínimo retrocede otro. El alemán, al que ficharon por 80 millones de euros este mismo verano, ya no sabe qué hacer. Lo ha intentado en el medio, por las bandas, detrás del punta, de falso ‘9’… y, por mucho que tanto Tuchel como Lampard le han reconocido su talento, nadie consigue encontrarle el sitio. Frente al Atlético de Madrid esta noche, un equipo que exige tanto físico como calidad, parece difícil que mantenga su puesto como titular, pues su entrenador, pragmático donde los haya, podría preferir la experiencia y robustez de Giroud.

En contraposición, Havertz, que es un estilista además de uno de los talentos más prometedores de Europa, no tiene su fuerte no es el duelo físico. Tuchel podría optar, si no es en la delantera, por colocarle en la posición de Mount, sancionado por acumulación de tarjetas, y es ahí donde sí que podría brillar. La posición de mediocentro ofensivo es donde se encuentra más cómodo, o al menos donde más partidos ha disputado como jugador del Chelsea. El problema para él es que le han probado también como mediocentro, interior derecho, extremo derecho y ahora también delantero, cuando seguramente lo que necesite sea jugar donde se sienta más cómodo y asentarse a base de confianza y experiencia.

Tras un grandísimo partido ante el Everton que supuso su retorno a la primera plana, el jugador no fue capaz de aprovechar las oportunidades en el empate a cero contra el Leeds de Marcelo Bielsa, y eso ha hecho que se deshinche un poco el globo en torno a su posible reenganche para el final de temporada. Tuchel, que es quien tiene que ser capaz de sacar lo mejor de él, dice que “no hay duda de su calidad y su talento”, pero ahora le toca a él pulir uno de los diamantes en bruto más valiosos del continente.