REAL MADRID

Cristiano divide a la afición

El posible regreso del portugués al Real Madrid no convence a una parte importante del madridismo, a tenor de los resultados de la encuesta de AS.com.

Madrid
0

Cristiano quiere salir de la Juventus y una de sus principales opciones para recalar el próximo curso es el Real Madrid. Ese es el deseo del portugués y de sus representantes, que ya están en conversaciones para ver cómo sería posible esa operación, menos de tres años después de que Cristiano dejase el Madrid para marcharse a la Juventus tras no llegar a un acuerdo con Florentino Pérez para renovar y mejorar su contrato.

Está por ver cómo recibiría la afición del Real Madrid a Cristiano, que es el máximo goleador de la historia del club blanco y que marcó 450 goles a lo largo de sus nueve temporadas como futbolista merengue, a un ritmo de 50 tantos por curso. Llegó desde el Manchester United en 2009 a cambio de 96 millones de euros y se fue, casi una década después, dejando 100 millones en la caja. Una operación redonda para el Madrid.

Y lo que parece, a tenor de los resultados de la encuesta de AS.com, es que la afición del Madrid está dividida en torno a la idea de que Cristiano vuelva a vestir la camiseta madridista: el sondeo de nuestra web, tras casi 140.000 respuestas a la pregunta "¿Te gustaría que Cristiano volviese al Real Madrid?", fue respondido afirmativamente por 74.333 (53,44%) y negativamente por 64.772; un 46,56%%, que no apoya el retorno del de Madeira.

Llamativo, tratándose de uno de los mejores jugadores del Real Madrid y el que le ha proporcionado más alegrías en el Siglo XXI. Puede influir en los votos negativos de los internautas de AS.com el hecho de que Cristiano se marchase a la fuerza en 2018, tras ganar una Champions y forzando al club a venderlo; también, el hecho de que la afición ya tiene la vista puesta en caras nuevas, sobre todo, en Mbappé y Haaland; y también el conocimiento por parte del madridismo de la delicada situación económica del club blanco y de que la operación conllevaría un coste alto, tanto en el traspaso (pese a que a Cristiano sólo le queda una temporada de contrato en la Juventus) como a nivel salarial (el portugués gana 30 millones limpios en Italia).

De momento los que quieren su retorno son más que los que no lo desean, pero el margen es estrecho, muestra de que la afición se debate entre un retorno al pasado para seguir compitiendo en Europa o renovar completamente el proyecto, con el riesgo que eso supone.