ESPANYOL B - BARCELONA B

El Espanyol recibe al Barcelona en un derbi casi irreversible

Ante un conjunto azulgrana que puede asegurarse la segunda fase, camino del ascenso, los pericos necesitan ganar para escapar del pozo a Tercera en el que se han metido.

BARCELONA B ESPANYOL B
GORKA LEIZA DIARIO AS

Solo una condición habría dado más enjundia a este derbi de filiales: que se hubiera disputado no en la antepenúltima sino en la última jornada de la primera fase de Segunda B. Poirque, por lo demás, el encuentro de este domingo al mediodía en la Ciudad Deportiva Dani Jarque (sin público por un día, y en directo por Esport 3) lo tiene todo: reúne los ingredientes habituales de cualquier Espanyol-Barcelona, dos eternos rivales, con el añadido de una clasificación a la que le quedan ya muy pocas vueltas de hoja.

Si para los de Javi García Pimienta supone una oportunidad de oro para abordar la segunda posición, que ocupa el Andorra de Gerard Piqué, y de garantizarse prácticamente una plaza en la siguiente fase en que el ascenso a Segunda A seguirá en juego, en el caso de los pericos ganar no es más que una necesidad para abandonar los puestos de descenso a Tercera, para no complicarse aún más la vida después de tres jornadas sin ganar y de una derrota, la del domingo pasado ante el Cornellà (4-3), que ha hecho mucho daño pero de la que dicen haberse recuperado.

En otra situación hubiera dicho que era un partido especial, pero tal como estamos todos los partidos que nos quedan son especiales”, advierte el técnico del Espanyol B, José Aurelio Gay. “Nos hemos recuperado bastante bien del mazazo del otro día y hemos entrenado muy bien, pero luego los partidos son otra cosa”, asume. Y añade, en declaraciones a los mediso del club: “Espero que el equipo salga como en la primera parte ante el Cornellà: motivado y concentrado, porque seguro que competiremos bien”.

"Nos jugamos muchísimo"

José Aurelio Gay, técnico del Espanyol B

Considera Gay que se verá un partido “muy alegre y ofensivo”, aunque el Espanyol debe estar especialmente atento para no cometer errores graves. “Nos jugamos muchísimo”, apostilla el entrenador, sabedor de que cuenta con tres finales: esta ante el Barça B, la siguiente jornada frente al Nàstic de Tarragona, que es nada más y nada menos que el líder, y finalmente un duelo que puede ser fraticida contra un rival directo como el Olot.