REAL MADRID

Camavinga: el Madrid corre el riesgo de vivir otro caso Mbappé

El Madrid corre serio riesgo de perderlo definitivamente si no lo ficha este verano, como sucedió con Mbappé. La joven estrella ha decidido salir. Chelsea y United acechan.

Con un ojo puesto en Haaland y otro en Mbappé, el Real Madrid no puede desatender la reestructuración del equipo en el centro del campo. Ahí, Camavinga ha sido el principal candidato a reforzar el equipo estos meses atrás, sobre todo justo antes de la pandemia. Pero la crisis económica derivada del coronavirus dejó esa operación en ‘stand by’. Ahora, suenan las alarmas, porque según ha podido saber AS, los últimos acontecimientos surgidos alrededor del joven centrocampista de 18 años han provocado un cambio de guion de ultima hora, este definitivo, y si el Madrid no mueve ficha puede perderlo, igual que sucedió con Mbappé cuando fue del Mónaco al PSG. Camavinga ya ha tomado la decisión de salir este verano del Rennes.

Hay varios factores que empujan al futbolista a abandonar la Ligue 1. Por un lado, Camavinga ha perdido uno de los principales apoyos psicológicos que tenía en el Stade Rennes, su técnico Julien Stephan, que lo tuvo en las categorías inferiores y le hizo debutar en el primer equipo con 16 años. Algo más que un técnico, un amigo personal, que fue destituido en fechas recientes. Por otro lado, la floja marcha deportiva del equipo hace muy difícil que el Rennes dispute la Champions la próxima temporada, como sucedió en la presente. Camavinga quiere seguir con su progresión deportiva y considera que jugar la máxima competición continental es imprescindible. El Rennes marcha ahora 12 en la tabla, más cerca del descenso que de los puestos que dan acceso a Europa.

Por lo tanto, para el Real Madrid la situación se resume así: Camavinga, ahora o nunca. Más allá de las apreturas económicas que pueda tener la entidad blanca y de que se priorice el fichaje de Haaland, la contratación de Camavinga también se considera estratégica. Con 18 años y estando en su último año de contrato, su fichaje es fácilmente amortizable en el tiempo. Estiman desde el entorno del futbolista, además, que entrando este verano en su último año de contrato y con los problemas de pago de derechos de televisión que está habiendo en Francia, el Rennes necesita ingresos aunque no podrá aspirar a un traspaso superior a los 30 o 40 millones de euros.

Camavinga ha dado un gran salto en su carrera cambiando de agente. Antes era representado por Moussa Sissoko (el mismo que el barcelonista Dembelé). Ahora lleva su carrera la multinacional Stellar Group, propiedad de Jonathan Barnett, que ha hecho un plan de desarrollo para la carrera de la joven estrella que afecta a todos los niveles, sobre todo al de imagen del futbolista. En este momento, Stellar maneja una serie de ofertas de grandes empresas que están esperando su fichaje por un gran equipo para firmar contratos de patrocinio que asegurarán un retorno económico allá donde vaya. No en vano, estamos hablando de la mayor irrupción en el mundo del fútbol tras Mbappé y Haaland. Camavinga, como ellos dos, apunta a estrella mediática.

Según ha podido saber AS de fuentes cercanas al jugador, si hace unos meses el mercado estaba parado y no había grandes ofertas por él en los despachos del Rennes (de ahí que el futbolista estuviera valorando apurar su contrato hasta 2022), ahora, la Premier está tanteando con fuerza su situación de cara al próximo verano. Chelsea y Manchester United están al acecho, este último, consciente de que, muy probablemente, Pogba abandone la entidad. Con todo, el deseo de Camavinga está más cerca de vestir de blanco, haciendo buenos los contactos que se iniciaron hace ya meses de la mano de Juni Calafat. De otra manera, el Madrid se expone a vivir un nuevo caso Mbappé, al que pudo fichar por 180 millones desde el Mónaco en 2017 y al que, muy probablemente, ya no podrá disfrutar.