GIRONA

El Girona vuelve a ponerse colorado

El conjunto rojiblanco ha sufrido ya diez expulsiones esta temporada y ocho han sido por roja directa. Bernardo, con dos, el jugador más castigado.

El Girona vuelve a ponerse colorado
EDDY KELELE

El Girona parece que ha vuelto a las andadas. Bernardo Espinosa pecó de exceso de ímpetu cuando apareció sobre el terreno de juego ante el Almería y, no saberse controlar en los momentos calientes del duelo cuando su equipo buscaba el empate, le costó una tarjeta roja directa que le hará ser baja segura la próxima jornada ante el Lugo. Lo cierto es que esta temporada está siendo para olvidar a nivel de expulsiones por parte del Girona porque es el equipo más castigado de Segunda en este aspecto: ya ha sufrido diez rojas.

Tras una primera vuelta repleta de expulsiones (nueve), dio la sensación que las charlas que ofreció Francisco a la plantilla sobre el control surtieron efecto porque hacía jornadas que un jugador del Girona no veía una roja. Pero ante el Almería, el desliz de Bernardo ha provocado que se hayan vuelto viejos fantasmas. Fue en una acción sin balón sobre Juan Villar en el añadido y en la que no había nada que ganar y sí todo que perder. Precisamente, el central colombiano es, junto a Ramalho (que se marchó a Osasuna en el mercado invernal), el jugador del Girona que más rojas ha visto este curso: dos. También han sufrido expulsiones, una, Monchu, Cristóforo, Nahuel Bustos, Antonio Luna, Franquesa y Mamadou Sylla.

Lo preocupante de las diez expulsiones que ha sufrido el Girona esta campaña es que ocho se han producido de manera directa. Sólo dos han sido por doble amarilla. Y esto supone que el tiempo de sanción sea, como mínimo, de dos encuentros. Bernardo, ahora, se expone a este tipo de castigo y estaría fuera ante Lugo y Las Palmas. Por fortuna, Francisco dispone de todos sus efectivos en defensa y, además, Juanpe va a más con el paso de las jornadas. Ante el Almería volvió a ser titular 162 días después y esto le sirve para ganar en confianza.