BARCELONA

Laporta vuelve al Barcelona con una goleada

El expresidente arrasa en la urnas con una mayoría absoluta del 54,28% de los votos en una jornada de participación masiva y de unión del barcelonismo que se selló con el abrazo de los candidatos.

Joan Laporta cumplió los pronósticos y se convirtió en el 42º presidente del Barcelona al ganar las elecciones con 30.184 votos, lo que supone el 54,28 por ciento de los escrutinios. El líder de la candidatura ‘estimem al Barça’, que ya dirigió el club del 2003 al 2010, tiene por delante seis años de mandato que van a resultar fundamentales para el futuro inmediato de una institución sumida en una crisis generalizada. La campaña que empezó con la lona gigante al lado del Bernabéu que anunciaba “Ganas de volveros a ver” acabó en el Camp Nou confirmando que volveremos a ver a Laporta, que regresa al palco por la puerta grande con un triunfo que se selló con el abrazo entre los tres candidatos en una imagen esperanzadora para el barcelonismo. Por una vez, se supo competir, debatir, ganar y perder en una jornada que honra la singularidad del Barcelona como club. Por detrás de Laporta, incontestable vencedor de las elecciones, quedó Víctor Font con 16.679 votos y Toni Freixa, con 4.769.

Laporta regresa al palco del Camp Nou a lo grande y avalado por un resultado inapelable. Una participación de 55.611 socios que supone 50,42 por ciento del censo y que le dio la victoria con una mayoría absoluta. Hay que recordar que Sandro Rosell ganó en el 2010 las elecciones con más participación de la historia con 35.021 votos de los 57.088 que se emitieron pero que estas eran en plena pandemia.

El día empezó gris, tapado y lluvioso y por un momento se temió que la participación podía decaer. El clima, la pandemia y el confinamiento comarcal amenazó con eclipsar el día, pero al final -y dentro de las limitaciones- el día fue impresionante a nivel de participación.

Quizás en previsión de lo que se avecinaba, Joan Laporta, que fue el primer candidato que depositó su voto, lo tuvo claro cuando a la salida de la mesa electoral afirmó que “cuando entré a votar estaba lloviendo, cuando he salido ya ha había salido el sol, será por algo”. Una previsión que se cumplió al final del día.

De hecho, una hora antes de que acabara la jornada electoral, Laporta y su equipo se fueron a la estatua de Johan Cruyff para hacerse la previa de una fotografía vencedora en un ambiente de indisimulada euforia. Media hora después, el sondeo de TV3 y Catalunya Ràdio otorgaba a la candidatura de Laporta una victoria que rozaba el 60 por ciento.

Joan Laporta tiene ante sí una tarea descomunal. Teniendo en cuenta lo que explicó a lo largo de su campaña, parece claro que el Barça irá a jugar al Estadi Lluís Companys de Montjuïc mientras se hagan las obras de la remodelación del Camp Nou, que Koeman seguirá como entrenador del club y que queda por perfilar la estructura deportiva de la entidad blaugrana. Mateo Alemany, ex director general del Mallorca y del Valencia y ex candidato a la presidencia de la la RFEF apunta a ser el director deportivo de Laporta. Queda por ver el papel que tendrá Jordi Cruyff, que colaboró en el diseño del proyecto deportivo de Víctor Font, que podría entrar como secretario técnico cuando se desvincule de su tarea de técnico en China y tampoco se descarta la incorporación de Carles Puyol como enlace con la plantilla.

Queda por ver como se soluciona el problema económico. Jaume Giró será un nombre que sonará mucho en el futuro barcelonista. Será el vicepresidente económico de la nueva junta y será suya la responsabilidad de emitir y dar salida al proyecto de los bonos ara refinanciar al club.