RAYO VALLECANO

Objetivo: conservar el playoff

El Rayo ha estado en esos puestos el 70% de las jornadas. Es más, encadena diez consecutivas allí. A pesar de su mala racha (lleva cuatro partidos sin ganar) se mantiene en la sexta plaza.

La plantilla del Rayo calienta antes del partido ante la Ponfe.
@RayoVallecano

El Rayo está pasando un bache. El conjunto franjirrojo encadena cuatro partidos sin ganar (dos empates y dos derrotas) y sólo ha sumado cinco de los últimos 18 puntos en juego, por lo que se encuentra en su peor momento de la temporada, superando aquellas tres jornadas sin vencer correspondientes a la décima, undécima y duodécima (un empate y dos derrotas).

A pesar de los malos resultados, los vallecanos se mantienen en la sexta plaza. Guerrero consiguió ponerla a salvo, después de empatar el partido ante la Ponferradina, que continúa a un punto del equipo madrileño y en séptima posición. Tras el duelo, Iraola confirmó una realidad que se llevaba respirando las últimas semanas: el objetivo del Rayo es el playoff.

"¿Ascenso directo? Ya lo he comentado muchas veces. Incluso con la primera vuelta que hemos hecho, con 37 puntos, no nos ha dado para alcanzar el ritmo de los tres primeros. Es realmente muy complicado. Somos sextos y estamos en esa lucha por afianzarnos en zona de playoff. A día de hoy es la pelea en la que estamos metidos", manifestó el técnico.

Esos puestos de promoción se han convertido en el hábitat habitual de los franjirrojos. Allí han permanecido el 70,4% de las jornadas, siendo líderes una (la segunda) y situándose entre los seis primeros en otras 18 ocasiones. Es más, los vallecanos llevan diez jornadas consecutivas en playoff y se asentaron en el cuarto puesto en cuatro de ellas (20, 21, 22 y 23).

Iraola destierra el pesimismo y cree en que el trabajo de sus chicos terminará dando sus frutos: "Cuando ganamos al Espanyol estábamos en un momento de mayor optimismo, pero veo pelear al equipo. Los resultados no están llegando y tenemos que insistir y confiar en lo que estamos haciendo". Y es que ya lo dijo hace días Óscar Valentín: "Cuando las cosas no salen, el camino es el trabajo. Confianza plena en el vestuario y que se baje del barco quien quiera".