BRASIL

El Flamengo de Rogério Ceni, campeón de Brasil

El Mengão suma su segundo Brasileirão consecutivo, séptimo de su historia. Primer título importante de Rogério Ceni, que ha hecho renacer al club tras una temporada convulsa.

El Flamengo de Rogério Ceni, campeón de Brasil
ALEXANDRE LOUREIRO REUTERS

Flamengo continúa en lo más alto del fútbol brasileño. El Mengão, dirigido por el histórico exportero Rogério Ceni, ha conquistado el Brasileirão 2020 tras un gran mano a mano con Internacional en las últimas jornadas del campeonato. El duelo con el conjunto de Porto Alegre en la penúltima fecha, que terminó con victoria para Flamengo, fue clave para los de Ceni, que afrontaron la última jornada con dos puntos de ventaja sobre su rival por el título, lo que le valió para ser campeón a pesar de perder contra São Paulo y revalidar así el triunfo de 2019.

El final ha sido de auténtico infarto. Consumada la derrota de Flamengo contra São Paulo en Morumbí, el VAR anulaba el gol de Edenilson que le daba a Internacional el título en el último minuto de su duelo contra Corinthians. La tecnología ya había privado al Colorado de gritar un gol justo antes del descanso. Pero el conjunto de Abel Braga iba a tener una más. En el 99, Lucas Ribeiro mandaba por encima del travesaño un balón que valía el campeonato.

Una temporada irregular del campeón

No ha sido una temporada nada fácil para Flamengo. La marcha de Jorge Jesús a un mes de que comenzara la nueva campaña dejó un vacío difícil de llenar en Maracanã. Su sustituto, el español Domènec Torrent, tuvo la ardua tarea de igualar lo obtenido por su predecesor (5 títulos en 12 meses), algo al alcance de muy pocos y que le pesó desde el primer día. Nunca consiguió tener el respaldo de la afición, que vivió con recelo su llegada y no entendió su propuesta de juego.

Con el exayudante de Guardiola en el banquillo, el equipo marcaba muchos goles como antaño, pero también recibía otros tantos, algo que terminó erosionando su relación con plantilla y directiva y en noviembre, después de la abultada derrota contra Atlético Mineiro por 4-0, fue despedido pese a seguir vivo en todas las competiciones. Un factor muy importante que lastró a Flamengo en los últimos meses de Torrent en el cargo, fueron las lesiones de Gabigol y Bruno Henrique, una de las parejas más letales del continente, y de De Arrascaeta, la brújula del equipo.

A rey muerto, rey puesto. La directiva no tardó en encontrar sustituto al español. Rogério Ceni, que venía haciendo un trabajo impecable en Fortaleza, asumió el mando. Tampoco tuvo un arranque fácil porque le tocó encontrar soluciones en el tramo más complicado de la temporada, en el que se jugaba su futuro en la Copa do Brasil y la Copa Libertadores. São Paulo y Racing apearon a Flamengo de ambas competiciones, respectivamente, y quedó muy cuestionado en sus primeras semanas.

El paso de Ceni por el Mengão ha estado lleno de altibajos. Tras las eliminaciones, cogió carrerilla en el torneo local, pero con la entrada al nuevo año, atravesó un bache que le volvió a alejar del liderato. Pero en el tramo final y más decisivo del campeonato, ha demostrado estar a la altura de las circunstancias. 6 partidos consecutivos sin perder en las últimas 7 jornadas del Brasileirão, incluyendo el triunfazo ante Internacional en la penúltima fecha, que le catapultó a la victoria final.

Este es el séptimo Brasileirão para Flamengo (1980, 1982, 1983, 1992, 2009, 2019 y 2020), que agranda su leyenda en Brasil. Además, es el primer título de gran nivel para un Rogério Ceni que quiere hacer historia como técnico (ganó 3 con Fortaleza), como ya lo hizo en su etapa como jugador de São Paulo en el pasado.

De Arrascaeta, líder indiscutible de Flamengo

Si hay un jugador que ha brillado por encima del resto durante toda la temporada ese ha sido Giorgian De Arrascaeta. El uruguayo ya fue clave para la consecución de los cinco títulos del año pasado y este ha vuelto a serlo. Con 8 goles y 9 asistencias -máximo asistente del campeonato junto a Vinicius-, el mediocentro es uno de los jugadores más valiosos del Brasileirão y sigue creciendo a pasos agigantados, demostrando que tiene nivel de sobra para dar el salto a Europa.

Del 'Cocho' sorprenden muchas cosas. Hace fácil lo difícil. Tiene la tarea de conectar a sus compañeros, de hacer que el juego fluya. Roba balones, tiene desborde, gol, pase, trae de cabeza a cualquier rival que se le ponga por delante, piensa siempre muy rápido, pero de forma acertada y está siempre bien colocado.

A pesar de la lesión que le mantuvo alejado de los terrenos de juego entre octubre y noviembre, De Arrascaeta regresó mostrando su mejor versión y ha ayudado a su equipo en la remontada por el título. Con este trofeo suma su octavo título en Flamengo y a sus 26 años tiene claro que esto no ha hecho más que empezar.

Gabigol está de vuelta

La temporada del delantero brasileño ha sido una auténtica montaña rusa. Le costó encontrar el gol. Después de la magnífica temporada que cuajó el año pasado, en la que lo metía absolutamente todo, parecía extraño que no marcara en las tres primeras jornadas del Brasileirão. Las dudas en torno a su figura fueron rápidamente disipadas con 5 goles en 5 partidos consecutivos. Pero llegó la lesión y todo se truncó.

Fueron muchas las semanas que estuvo ausente y su moral se resintió. Una vez superados los problemas, le costó ponerse a tono y la prensa cuestionaba su figura partido tras partido. Sin embargo, en el último mes ha recuperado su mejor versión y el cartel de uno de los delanteros más letales de Sudamérica con 6 goles en los últimos 7 partidos.

A pesar del tiempo fuera de las canchas, Gabigol está entre los cinco máximos goleadores del Brasileirão con 14 tantos, tabla que lideran Claudinho (Bragantino) y Luciano (São Paulo), con 18 goles cada uno. Marinho (Santos) y Thiago Galhardo (Internacional) completan el Top-5 con 17 anotaciones.