LAS PALMAS

El enigma Loidice

El centrocampista francés valora la posibilidad de pasar por el quirófano, al no terminar de superar sus molestias de pubalgia, y podría perderse el resto de la temporada.

El enigma Loidice
CARLOS DIAZ RECIO DIARIO AS

Si esta semana una de las notas positivas en Barranco Seco era la vuelta exprés al grupo de Kirian Rodríguez, la cruz ha sido el extraño caso que protagoniza estos días el joven futbolista Enzo Loidice. El centrocampista, que lleva arrastrando durante más de dos meses unos problemas en el pubis, ha decidido desplazarse a Francia para que sus médicos de confianza intenten encontrar una solución definitiva a sus males, después de que el tratamiento conservador que estaba realizando en la isla no estuviera dando resultados.

El francés, que sufre una dolorosa pubalgia que le ha mantenido fuera de los terrenos de juego desde el pasado 13 de diciembre frente al Alcorcón, donde solo pudo aguantar 45 minutos, ha decidido con este desplazamiento a su país de origen tomar una decisión final al respecto de su lesión para, o pasar por el quirófano, lo que conlleva una baja unos tres o cuatro meses y le haría perderse así el resto de temporada o, por el contrario, mantener la línea del trabajo con los fisioterapeutas y médicos, algo que, por el momento no ha dado sus frutos y tampoco aseguraría su vuelta en un corto periodo de tiempo.

Lo que está claro es que la gestión de su lesión sorprende cuanto menos, ya que desde aquel encuentro en el Estadio de Gran Canaria, el francés ha entrado en varias convocatorias de Pepe Mel, como por ejemplo la del doble desplazamiento que tenían los amarillos esa misma semana a la Península frente al CD Varea, en Copa del Rey, y ante el Rayo Vallecano, en Liga, aunque no llegó a forzar la máquina debido a los dolores en la zona. Tras esos dos choques en los que se decidió ser cautos con el jugador, y con el parón invernal de por medio, se esperaba que su recuperación fuera completa con el regreso a la competición. Tal es así que, aunque se quedó fuera contra el Espanyol y Mallorca en los primeros partidos del año, sí fue citado contra el Leganés y Mirandés a finales de enero, para finalmente volver a desaparecer del mapa durante todo este mes de febrero.

Ahora, llegados a este punto, una vez los médicos franceces dictaminen la mejor opción, la UD y el jugador tendrán que tomar una decisión que puede marcar para él lo que queda de una temporada en la que hasta su lesión fue clave para Mel, disputando 15 encuentros en su primera temporada en la Liga Smartbank, con 991 minutos a sus espaldas en Liga y un gol.