FÚTBOL FEMENINO

El patrocinio propio, clave en el camino hacia el éxito

Sólo siete de los 20 gigantes del fútbol a nivel económico tienen un patrocinador propio para su equipo femenino.

El patrocinio propio, clave en el camino hacia el éxito
Gorka Leiza Diario AS

Sólo siete de los 20 gigantes del fútbol a nivel económico tienen un patrocinador propio para su equipo femenino. Este modelo, opuesto al de optar por el mismo anunciante que en el masculino, ha demostrado su viabilidad y éxito en conjuntos como el Olympique de Lyon, siete veces campeón de Europa, o el Barcelona, ganador de la Copa de la Reina y de la Primera Iberdrola 2019-20 y líder invicto de la Liga en la actual campaña.

Así, encontrar un patrocinador principal para los equipos femeninos de fútbol emerge como un factor diferencial, especialmente en medio de la crisis causada por la pandemia del coronavirus. En esta línea se mueve el Real Madrid que, según publicaba The Times, está en conversaciones con Arabia Saudí para cerrar varios acuerdos: uno de ellos, el de ser el principal patrocinador del equipo femenino blanco durante los próximos diez años a cambio de 150 millones de euros. Es decir, 15 por temporada.

Las azulgrana ingresan 3,5 millones de euros al año de su espónsor principal

De ser así, la cifra multiplicará casi por cinco los 3,5 millones de euros que ingresa el Barcelona de su espónsor —según las webs especializadas—, la empresa dedicada a las herramientas y la seguridad Stanley Black & Decker. Desde que la compañía norteamericana se convirtiera en patrocinador principal del equipo femenino culé en 2018, el Barça ha ganado una Liga, dos Copas, una Supercopa y ha jugado una final de la Champions, siendo el primer equipo español que lo conseguía en la historia del fútbol femenino. También le ha ido bien en su apuesta por tener un patrocinador principal diferente al masculino al Atlético, cuya camiseta luce el logo de Herbalife desde 2017, alargándose dicha vinculación hasta 2023.

Azulgranas y rojiblancas pertenecen al selecto grupo de siete equipos, de los 20 gigantes del fútbol a nivel financiero, que cuentan con un auspiciante propio. En Francia, el heptacampeón europeo Lyon es el principal valedor de este modelo con la multinacional financiera Mastercard como patrocinador principal (Emirates es el del conjunto masculino). Mientras, en Alemania, el Bayern femenino luce Allianz y sus compañeros, Deustche Telekom. Otro Top-20 a nivel económico, según el informe Deloitte Football Money League 2021, el Eintracht de Frankfurt, tiene como patrocinador principal a la empresa de lotería Lotto Hessen en su equipo femenino y al motor de búsqueda de empleo Indeed en el masculino. En lnglaterra, el único de los grandes que apuesta por este modelo es el Everton (MegaFon ellas y Cazoo ellos). Y en Italia, la Juventus femenina luce tanto Jeep, patrocinador masculino, como M&Ms, espónsor femenino. El auge del fútbol femenino también se ve aquí: lo que antes parecía imposible, ahora es una realidad.