REAL SOCIEDAD

Las cláusulas del contrato de Isak que hacen estar tranquila a la Real

El Borussia Dortmund puede recuperarlo este verano por 30 millones, pero no revenderlo este año. Y el sueco debe querer volver. Nadie del club alemán se ha dirigido todavía a los donostiarras.

Que el Borussia Dortmund se plantee recuperar a Alexander Isak puede ser algo lógico, teniendo en cuenta el impresionante nivel que está volviendo a exhibir en LaLiga por segunda temporada consecutiva. Pero más allá de que nadie del club alemán se haya puesto en contacto con la Real Sociedad para ejercer su cláusula de recompra por 30 millones de euros, y que por tanto en las oficinas de Anoeta no tengan noticias de que vayan a querer activar su plan de regreso, hay dos cláusulas en el contrato que firmaron ambas entidades cuando la Real lo compró por 6,5 millones de euros que permite al club donostiarra estar tranquilo ante la cantidad de rumores que empiezan a circular en torno al futuro del delantero sueco, y ante un posible deseo de recompra de los alemanes.

En el contrato que firmaron la Real y Dortmund hace dos veranos, en el apartado de recompra había una primera cláusula en la que se especificaba que para que el club alemán pueda ejecutar esa opción, Isak tiene que querer volver a Alemania. Es decir, no la puede ejercer de forma unilateral, debe contar con el consentimiento del jugador. Y por la cabeza del jugador sueco no pasa volver a jugar en Dortmund, de donde no salió del todo bien al entender que no le dieron ni la confianza ni las oportunidades necesarias para poder desarrollarse coló futbolista. En más de una ocasión, Isak ha repetido que el Borussia para él es cosa pasado, y que no quiere regresar. De hecho, cuando la Real quiso fichar a Isak hace dos veranos, el club alemán solo lo quería ceder y accedió a su venta por petición expresa de Isak, que quería salir de allí.

Y la segunda cláusula importante que aparece en el contrato firmado entre las tres partes hace dos años es la que establece que el Borussia Dortmund lo puede recomprar a partir de este verano (el pasado aún no podía) por 30 millones, menos de la mitad su cláusula, que es de 70 millones para el resto de clubes que lo quieran fichar. Pero hay un matiz importante: que no lo puede recuperar para hacer negocio. Esto quiere decir que en ningún caso lo podría revender a otro club este mismo verano de la recompra. Así que si el Borussia estuviera pensando en ficharlo de vuelta sacar más dinero de su posterior venta, no lo podría hacer en ningún caso, tal y como se establece en el contrato. Solo lo puede recuperar por criterios deportivos, y a día de hoy eso no se lo plantean en Alemania porque Isak ya les ha comunicado que no quiere volver. Aunque lo más relevante es que la Real no ha recibido ninguna notificación, ni oficial ni extraoficial, sobre el interés del Borussia de ejerce la opción de recompra. Así que en Donostia hay mucha tranquilidad con este tema, y no entienden el alarmismo que se ha generado alrededor de la figura de su estrella sueca.