Aprobados y suspensos del Almería: no basta con Samu

El luso es el único que se salva en un mediocre encuentro de los suyos, inoperantes durante todo el partido. La defensa hace agua, el centro del campo no construye y Sadiq no tiene su mejor tarde.

Sadiq y los jugadores del Almería lamentan el resultado contra el Mallorca.
MIQUEL A. BORRAS DIARIO AS

Makaridze. Empezó bien, repeliendo un disparo de Salva Sevilla en el 7', estando bien por alto en centros laterales rivales, algo en lo que sufre su equipo. En el lanzamiento del penalti no adivinó la trayectoria del balón y en el gol de Salva Sevilla hizo la estatua.

Balliu. Capitán sin brazalete se le notó desesperado, prueba del mal encuentro del Almería. No tuvo la incidencia en ataque de otras tardes.

Maras. Gris partido el del balcánico, que sufrió en exceso con el ataque local. Reculó mucho en la jugada que supuso el penalti, sin encimar a Dani Rodríguez, dándole el disparo el balón en la mano. Tampoco defendió bien en el 1-2.

Cuenca. El Mallorca lo tapó bien en la iniciación del juego almeriense. En defensa tampoco estuvo como de costumbre. Salva Sevilla lo sentó en el gol del virgitano.

Akieme. De los más activos, percutió por el costado diestro sin obtener demasiado fruto. Una mala entrega suya encadenó el gol de la sentencia.

Samu. El joven mediocentro fue el único rojiblanco que se salvó en San Moix. Con Lazo, Robertone, Villalba y Corpas desaparecidos, el centrocampista cedido por el Sporting de Braga fue el encargado de darle una marcha más al juego de los suyos, recibiendo y apareciendo por todos lados. Protagonizó un disparo peligroso en el 47'. Vio su undécima cartulina en una jugada mal defendida por Villalba.

Robertone. Uno de los nombres propios al conocer la alineación, ya que ha adelantado a Morlanes, uno de los pilares del Almería. Empezó probando a Reina desde lejos para después tener poco peso en el juego indálico. No aprovechó la oportunidad de Gomes.

Corpas. Muy lejos de su mejor nivel, no creó peligro ni por dentro ni por fuera.

Villalba. Discretísima actuación, tanto en ataque como en defensa (Samu vio una amarilla por su culpa). Jugó por delante de Carvalho y no demostró por qué

Lazo. Otro que estuvo desaparecido sin demostrar los galones que se le presupone. Cuando lo intentó fue en solitario, sin provocar ese fútbol asociativo que tan bien hace el Almería.

Sadiq. No fue su mejor tarde. Bien tapado por Valjent y Raíllo, no estuvo acertado de cara a portería rival, como segundos antes del penalti de Maras.

Villar. No jugó en Leganés a pesar de venir de un doblete. En Mallorca sí tuvo su oportunidad, entrando en el 62'. Fue de los que más lo intentó, aunque también sin tino. Erró la oportunidad más clara del Almería rematando casi dentro del área de meta una asistencia de Corpas.

Morlanes y Carvalho. Era difícil no mejorar la fluidez del fútbol rojiblanca. Pero no lo hicieron a pesar de unos buenos primeros minutos.

Aketxe y Brian. Al igual que en la anterior tanda de cambios, tampoco mejoraron lo que había. A su favor, el poco tiempo que dispusieron.

Gomes. Cambió hasta nueve efectivos de los que actuaron en Leganés, repitieron sólo Corpas y Sadiq. En las últimas sesiones hizo mucho hincapié en mejorar la faceta defensiva, algo que no logró en San Moix, siendo el segundo equipo que más encaja de los nueve primeros clasificados. Además, un romo ataque hizo que el Almería nunca se sintiese cómodo sobre el terreno de juego. Volvió a tardar demasiado realizando los cambios, terminando con dos puntas.