MÁLAGA-RAYO VALLECANO |

Sergio Pellicer: “Vine para un partido y medio y ya llevo un año”

Sergio Pellicer valoró la renovación de Manolo Gaspar y el año de gestión de José María Muñoz como administrador judicial. Ve “brotes verdes·” en el juego del equipo.

Sergio Pellicer: “Vine para un partido y medio y ya llevo un año”
Paco Rodríguez DIARIO AS

¿La renovación de Manolo Gaspar como director deportivo puede ir unida a la de Pellicer? “La calma de un club va con los resultados del primer equipo. Y si los resultados no son buenos es una noria. ¿Si la renovación de Manolo va unida a la mía? El entrenador solo vive del presente. Vine para un partido y medio y la llevo un año. Soy un entrenador de la casa, con sentido de pertenencia. El Málaga y Pellicer no van a tener problemas ni para una cosa ni para otra. Para el futuro están José María (Muñoz) y Manolo (Gaspar). Nosotros, jugadores y cuerpo técnico, vamos al día a día. Ahí lo dejo zanjado. Ya es trabajo de Manolo y de José María, de presente y de futuro, para que se tengan más recursos, porque la afición quiere ver a su equipo”.

Renovación del director deportivo. Valoración. “Es la mejor noticia para el Málaga. Me alegro por Manolo y me alegro por el club. Es bien merecido. Toda la gente que estamos aquí trabajando tenemos un sentido de pertenencia y gente muy capacitada. Es un espaldarazo para dar tranquilidad. Ya es trabajo de él y de José María, de presente y de futuro, para que se tengan más recursos porque la afición quiere ver a su equipo. La gran diferencia con el entrenador es que ellos miran y presente y futuro, y nosotros miramos el presente, el Rayo. Cada cargo conlleva eso. Es una gran noticia para él y su grupo de trabajo y son pasos importantes. Estamos en misiones imposibles también en el Málaga, no sólo en el cine. Esperamos que no vuelva a ocurrir esto y que sólo haya trabajo, trabajo y trabajo para ver al Málaga en un futuro no muy lejano donde todo el mundo quiere”.

Aportación de José María Muñoz. “Lo más importante es la tranquilidad y trabajar. En el momento que llegó José María, Manolo y yo éramos interinos. Vine para partido y medio y llevo ya un año. Y Manolo parecido. Hay que hacer las cosas con sentido común. Hace cinco meses hablaron del objetivo del equipo y de la situación crítica en la que se estuvo. Sabemos esa situación y a partir de ahí no hay excusas”.

El rival. “El Rayo es junto a nosotros de los que más recuperan en campo rival. Presiona mucho, es de los que más centra y llega a la zona de remate. Remontar un 0-2 en el campo del Espanyol no es fácil. Somos dos de los equipos que más porcentaje de posesión tenemos en campo rival. Somos equipos que presionamos muy arriba, nosotros somos más directos y ellos son más asociativos. Intentaremos jugar en su campo, ahí estará la lucha, en el centro del campo”.

Centro del campo. “Es importante la altura de las líneas defensivas y estar juntos. Se va a manejar la batalla en el centro del campo. Cuanto más fuerte estemos, más precisos seremos. Todo va a depender de la presión que vamos a tener en las áreas, ahí tenemos que obstaculizar y ser más precisos”.

Mejoría del equipo en Gijón “A pesar de los resultados, que no han sido los deseados, el equipo ha dado un paso adelante. Hay brotes verdes, pero tenemos que liberarnos, tenemos que ganar, hacer un partido bueno. Nos vamos a enfrentar ante un coco de la categoría. Competir como ante el Sporting pero que el resultado sea favorable para nosotros. Ese es el camino. Las propuestas no son distintas. Más allá del sistema de juego, somos un equipo que sabemos perfectamente cuál es nuestro potencial. Tenemos que ser más precisos en el área. Tenemos que liberarnos e intentar que esos brotes verdes que se vieron en Gijón, a nivel de estructura de juego o la evolución del equipo. Que todo se vea reflejado en el resultado”.

Parte médico. “Como estamos tan acostumbrados a tanto jugador filial, ellos están trabajando muy bien. El tema de Larrubia es un jugador que está recortando mucho camino. Le tenemos que cuidar, en el anterior partido me quedé con el gusanillo de sacarle en el último tramo del partido. Ellos tienen que saber que su oportunidad va a llegar".