ATLÉTICO DE MADRID-LEVANTE

1x1 del Atlético: más errores atrás... y poca definición arriba

Una pérdida de Kondogbia se convirtió en una carambola de gol. Con Oblak arriba llegó el segundo. El equipo mejoró en la segunda parte, pero no culminó las ocasiones.

El Atlético se volvió a medir al Levante tres días después y el balance ha sido muy negativo, un punto de seis posibles. Todo ello sustentado en dos máximas en las áreas, debilidad defensiva y falta de acierto en las ocasiones. Llorente comenzó de carrilero derecho, pero sufre muchísimo en el puesto. Quedan dos partidos para recuperar a Trippier. También probaron Correa y Ricard, sin un recambio de garantías para el inglés. Pese a la acumulación de atacantes, el Atlético no pisó área en la primera parte y tras un error de Kondogbia y varios rechaces llegó el gol del Levante. Hubo otra cara y otra intensidad en la segunda mitad, con un buen Lemar en su vuelta, pero entre Cárdenas, el palo y la falta de puntería no llegó el empate y De Frutos definió el partido cuando Oblak había subido a rematar el último córner.  

Oblak: Séptimo partido consecutivo encajando. Un rebote en el área después de un disparo de Morales que acabó tocando en Felipe y Hermoso se convirtió en gol. El capitán del Levante ya había estado a punto de adelantar a su equipo antes, pero remató fuera un mano a mano a los siete minutos cuando se había plantado solo ante el meta desde prácticamente su campo. Primera vez con Simeone que el Atleti encadena tal racha recibiendo gol. Subió al último córner, donde pidió penalti por un agarrón y la jugada desembocó en el segundo tanto del Levante a la contra. Dos goles sin realizar ninguna parada.

Giménez: Ocupó la posición del sancionado Savic en la línea de tres desplazado a la derecha. Muy atrevido, jugando mucho tiempo en campo rival y buscando balones al espacio y hasta un buen disparo lejano que obligó a actuar a Dani Cárdenas. Con el gol del Levante pasó a jugar como lateral derecho, recuperando la línea de cuatro atrás más clásica de Simeone hasta que en la segunda mitad recuperó su posición de partida. Intentó imponerse en los balones aéreos de estrategia, saliendo ganador en varios saltos sin el premio del gol. Tuvo que marcharse sustituido a los 53 minutos con problemas musculares. 

Felipe: La ausencia de Savic le devolvió al once. Jugó cerrando la línea de tres centrales, en el medio con Giménez a su derecha y Hermoso a la izquierda. Consiguió bloquear en primera instancia el remate de Morales, pero desafortunadamente tocó en Hermoso para acabar en la meta de Oblak. Más resguardado como último hombre, pasó a formar pareja de centrales con el '22' tras el gol granota. Intentó adelantarse cayendo a campo rival y ganar todos los balones aéreos, sin permitir ninguna contra. Buen partido del brasileño pese a la derrota.

Hermoso: Tuvo la mala suerte de ver como el balón que había disparado Morales tocaba en Felipe y en su cuerpo antes de convertirse en el gol del Levante. Comenzó en su posición habitual en línea de tres centrales, desplazado a la izquierda y pisando mucho área rival. Así trató de conseguir el gol con un buen zurdazo lejano. Pasaría a formar pareja atrás con Felipe durante parte de la primera parte y prácticamente toda la segunda mitad.

Llorente: Sin Vrsaljko, Trippier ni Carrasco, Simeone volvió a tirar de su comodín como carrilero derecho. Completamente volcado al costado pierde muchísimo radio de acción, algo que hace mucho daño al Atlético. No se siente cómodo y el equipo no tiene a posiblemente su jugador más inspirado en ataque. Con el gol en contra pasó a jugar por el medio, tirando las habituales diagonales al espacio, pero sin éxito. Fallo en la última jugada del partido donde buscó abrir a Lodi, se la entregó a De Frutos que marcó sin Oblak en la portería. Se le vio quizás algo desfondado tras tanto esfuerzo físico en las últimas semanas.

Lodi: Las bajas le llevaron al once jugando como carrilero en la banda izquierda. Intentó generar profundidad, el Atlético buscó su costado volcando el ataque en la primera mitad a su lado, pero no consiguió culminar sus envíos con productividad. Encargado de varios lanzamientos a balón parado donde encontró a algún compañero pero sin éxito en el remate. 

Kondogbia: Nueva oportunidad en el once para el francés, que ha ido ganando minutos en las últimas fechas. No despejó un balón en la frontal que acabó convirtiéndose en el gol del Levante en un error muy grave. Los rivales están penalizando ahora cada fallo del Atlético y en las últimas jornadas ya son varios goles así. Dejó un gran balón al espacio que no pudo definir João Félix. La misión era poner intensidad en el medio de partida, pero hubo varias jugadas donde no alcanzó al rival, quizás mermado físicamente, y se le vio con una marcha menos. No aprovechó la opción que le dio el Cholo. 

Koke: El capitán comenzó en el medio junto a Kondogbia, con más libertad para subir líneas en ataque y pisar líneas. Tiene un punto menor de brillantez que hace un mes, cuando movía al equipo con maestría, y se nota mucho. El equipo necesita al mejor Koke, y cuando no lo tiene no hay nadie que realice su función. El centro del campo rojiblanco no consiguió tirar bien la presión prácticamente ninguna vez en la primera mitad, siempre con algún rival suelto entre líneas que les permitía salir muy fácil. Vio una amarilla por protestar una falta sobre Llorente no señalada.

Correa: Desde aquella ocasión marrada en el partido del Ciutat de Valencia ha aparecido poco. Empezó de mediapunta, formando una dupla junto a João Félix por detrás de Suárez, pero apenas pudo intervenir. Con el paso de los minutos y el resultado en contra intercambió su posición con Llorente, pasando a jugar como carrilero derecho. Marcó un tanto que fue anulado por el colegiado por una supuesta falta previa de Suárez.

João Félix: Vuelta al once por primera vez tras superar el coronavirus. Buscó entrar en juego bajando mucho a recibir, pero prácticamente nunca pudo hacerlo en ventaja, siempre con un rival a su espalda. En la segunda parte pudo aparecer mucho más, rondando el gol constantemente. Primero con un balón que no llegó a rematar tras el centro de Suárez, después en una jugada similar que repelió Cárdenas y luego con un disparo violento pero poco colocado que también detuvo el portero. El Atleti necesita más del portugués.

Luis Suárez: La acumulación de minutos le está pasando factura. Ha jugado 963 de los últimos 990 minutos del equipo en Liga, y con 34 años es una carga de apariciones importante. No está tan fresco y le cuesta llegar al lugar del centro de sus compañeros como estaba haciendo tan bien antes de cortar su racha goleadora. Ha perdido esa chispa que le permitía llegar al punto justo un segundo antes que el central. Pese a eso siempre genera peligro y mejora la jugada cuando recibe cerca del área. Se estrelló con el palo con un disparo magistral de falta que pudo desviar lo justo Cárdenas para evitar el golazo. Puso un balón de gol a João Félix que no remató y un buen centro para el disparo de Lemar que despejó el portero visitante.

Debuts y regreso de Lemar

Lemar: Sustituyó al tocado Giménez a los 53 minutos. Vuelta a los terrenos de juego tras superar el coronavirus. Intentó entrar mucho en juego entre líneas, moviéndose constantemente por todo el frente de ataque y pidiendo siempre el balón. Muy activo, el equipo le ha echado mucho de menos. Estuvo cerca en dos ocasiones de marcar el empate, en la segunda lo evitó Cárdenas con un paradón en el tiempo de descuento. 

Torreira: Entró por Kondogbia para dar intensidad al centro del campo. Buscó robar rápido y entregar el balón a Lemar para arrancar el ataque.

Ricard: Debut en primera disputando la última media hora de partido como carrilero derecho. Entro con la clara consigna de centrar cada vez que llegase cerca del borde del área. En alguna ocasión se le notó la inexperiencia en la categoría, lo que conllevó algún saque de banda o pérdida.

Dembélé: Debut como rojiblanco. Acaba de superar el coronavirus. Tuvo una ocasión clara de gol, pero Pier tocó el balón justo delante. Varios fueras de juego, una faceta en la que tiene que ir mejorando.