RACING | LAREDO

Los duelos del Laredo se resuelven a primera sangre

El equipo de Manu Calleja ganó los cinco partidos en los que se adelantó y solo sacó un punto en los siete en los que encajó primero.

Los duelos del Laredo se resuelven a primera sangre
CD Laredo

Cuando a mediados del siglo XIX comenzó a considerarse inaceptable que se siguieran resolviendo las disputas de honor con un duelo a muerte, los devotos de esta vía para resolver pendencias acabaron inventando las disputas 'a primera sangre', que declaraban vencedor al primero que conseguía hacer sangrar a su oponente, sin que hubiera que continuar la pelea. Algo parecido le está sucedidendo al Club Deportivo Laredo esta temporada. Todos sus partidos acaban siendo un duelo a primera sangre, gana el que provoca la primera herida. El que marca el primer gol se lo lleva todo. Solo hay una excepción: el Charles rescató un punto en su partido frente al Bilbao Athletic, con el que empezó perdiendo 0-2.

En los cinco partidos en los que los laredanos se hicieron con el triunfo, el primer gol lo marcaron sus futbolistas, Goñi contra el Barakaldo, Vinatea frente al Arenas y Varo ante Real Unión, Portugalete y Leioa. En cambio, en sus siete derrotas de la temporada, incluyendo el partido de Copa del Rey frente al Alcoyano, el primer movimiento en el marcador fue el 1-0 a favor del rival.

Si hay algo que demuestra esta trayectoria es que los de Calleja se manejan estupendamente defendiendo una ventaja, mientras que les cuesta muchísimo tomar el mando de las operaciones cuando el rival no tiene que proponer y se puede permitir esperar a que sean los de San Lorenzo los que se abran. Teniendo en cuenta que el Racing, tras empezar 1-0 en contra solo suma un partido ganado, el 2-4 frente al Alavés B, y dos empates, Portugalete y Arenas, parece claro que el primer gol tendrá el domingo en El Sardinero una importancia vital.