Girona

Sylla se seca, pero Stuani se reencuentra

El delantero senegalés, pichichi del equipo, no marca desde el 1 de diciembre

Sylla se seca, pero Stuani se reencuentra

Llegó en las últimas fechas del mercado, casi sin hacer ruido, pero rápidamente Mamadou Sylla se convirtió en uno de los mejores refuerzos del Girona este verano. El delantero cogió el testigo de un Stuani lesionado y comandó el ataque rojiblanco. Cuenta con la confianza de Francisco, ha disputado todos los partidos del curso menos uno, y es el pichichi del equipo con cinco goles. ¿El problema? Que Sylla ha dejado de marcar.

El último gol con la camiseta del Girona fue el pasado 1 de diciembre, en el partido que le ganó el conjunto catalán al Mirandés. El de Mamadou fue el único gol del partido, valió tres puntos, pero también el último. Desde entonces, no ha visto portería. Y no precisamente porque haya jugado poco. Mamadou ha participado de todos los partidos del equipo desde el uno de diciembre, jugando en nueve de ellos los 90 minutos. En total son ya 869 minutos sin marcar un tanto.

Un sequía que dura desde antes del mercado navideño, del que Mamadou fue uno de los nombres destacados. Equipos como Mallorca o Espanyol trataron de hacerse con sus servicios, pero las ofertas presentadas nunca llegaron a satisfacer las pretensiones del Girona.

La falta de gol del delantero senegalés, sin embargo, la está supliendo en parte Cristhian Stuani, que con sus dos tantos del último partido ya suma cuatro goles. Está lejos de sus cifras en las anteriores campañas (el curso pasado marcó 31 goles) pero cada vez está mejor físicamente y ha mejorado el acierto. Por poco que siga en este nivel, el uruguayo irá sumando tantos semana tras semana. Si Mamadou vuelve a encontrar el camino al gol, algo que sucederá tarde o temprano, el Girona tendrá una delantera perfectamente capacitada para luchar por cualquier objetivo.