REAL MADRID

Un río de oro para Alaba

El austriaco pide un contrato de cinco años y su salario bruto se iría a los 110M€. Cumple 29 años en junio, edad que genera dudas en el club sobre su rendimiento pasada la treintena
.

El Real Madrid trabaja en relación a la renovación de Sergio Ramos con dos hipótesis: la de que se llegue a un acuerdo para que el capitán extienda su contrato con el Real Madrid (a día de hoy las posturas están alejadas, con ambas partes filtrando visiones opuestas de la negociación a través de los medios) y la de que no lo haga y quede libre a partir del 1 de julio, finalizando así una etapa de 16 temporadas vistiendo la elástica blanca. En ambos casos, el club tiene un plan, y en el segundo, varias alternativas en el mercado con las que intentar tapar el enorme agujero que dejaría todo un emblema de la historia madridista como es Ramos. De entre todos los nombres escritos en la agenda, uno brilla con luz propia: David Alaba.

No es extraño, pues el austriaco es el futbolista que logra aunar todas las condiciones deportivas exigibles a un jugador del Madrid (lleva muchos años en el Bayern, un grande de Europa, y ha ganado todos los títulos posibles) y el encaje necesario en las cuentas blancas, ahora deterioradas por la crisis derivada de la pandemia de coronavirus, que ha impedido que los aficionados acudan a los estadios de España desde hace ya casi un año. Esa situación ha producido que el Real Madrid proyecte pérdidas de 91 millones de euros en su presupuesto de gastos para la temporada 2020-21, si bien será menor gracias a las rebajas salariales que se están pactando con las plantillas de fútbol y baloncesto.

Alaba, por su parte, pondrá este verano fin a diez años como futbolista de la primera plantilla del Bayern de Múnich. El austriaco no ha querido firmar una extensión de contrato y dejará el club bávaro con 29 años recién cumplidos (los cumple el 24 de junio), lo cual le pone en una situación excepcional para embolsarse una buena cantidad en concepto de prima de fichaje de parte del club por el que firme, además de firmar un salario de primer nivel. El Madrid ya sabe que tiene competencia para su incorporación (el Manchester City, sobre todo) y le ofrece 11 millones netos por curso, esto es, 22 brutos una vez incluidos los impuestos de los que debe hacerse cargo el club blanco.

Según publicaban ayer en Inglaterra tanto ESPN como el Telegraph, Alaba ha transmitido al Chelsea, equipo que también le pretende, un contrato de cinco temporadas. Una exigencia que también ha trasladado al Madrid, lo cual supone que la entidad madridista se comprometerá a pagarle, si accede a su demanda, 22 millones brutos por curso durante cinco campañas. Un coste total de 110 millones en sueldos que genera algunas dudas, sobre todo relacionadas con la edad.

Si Alaba firma en junio de 2021 un contrato de cinco temporadas, lo haría para finalizar su vinculación con el Real Madrid en junio de 2026, con 34 años recién cumplidos. En el club se apuesta fuerte por la incorporación del austriaco, sobre todo, por su polivalencia: puede jugar de central, de lateral izquierdo y hasta de medio centro, un tres-en-uno que sería oro para reforzar de golpe varias posiciones en un Madrid que este curso está viendo lo que las numerosas lesiones y contagios por coronavirus pueden hacer: en el último Madrid-Getafe, Zidane sólo pudo contar con 13 jugadores con ficha del primer equipo, completando la lista con cinco integrantes del Castilla.

Sin embargo, la avanzada edad de Alaba genera inquietud sobre cómo será capaz de llegar a sus últimos años de contrato y si podrá justificar una inversión de 110 millones en salarios como la que demanda (además de la prima de fichaje y la comisión de su agente, el israelí Pini Zahavi, que ya se llevó 10,7 millones en el pase de Neymar al PSG). El defensa tiene, además, un extenso historial de lesiones en el Bayern: hasta 32, si bien la mayoría han sido pequeños problemas musculares de los que tiende a recuperarse con facilidad. Entre todas las dolencias ha acumulado sólo 72 partidos ausente en una década, un promedio de 7,2 partidos por temporada.

El multiusos de Flick, vital en el sextete

A sus 28 años, David Alaba se encuentra en uno de los momentos más dulces de su carrera. Bajo las órdenes de Hansi Flick acaba de ganar el primer sextete de su carrera y su segundo triplete. Lo ha hecho como una de las piezas fundamentales de su entrenador gracias a su polivalencia. Aunque actualmente ha jugado en el Bayern de central izquierdo, también ha actuado como lateral o como pivote, como en la final del Mundial de Clubes de ayer contra el Tigres azteca (1-0).

En total ha disputado 2.388’ divididos en 28 partidos, entre ellos, 19 de Bundesliga y cinco de Champions League. Se ha perdido tres y sólo uno de ellos por molestias musculares (en la primera jornada de Bundesliga contra el Schalke). Uno de los otros dos fue por descanso y el último por estar convocado con la selección austriaca, en la que es uno de los capitanes y suele ocupar la posición de interior izquierdo. Ya acumula 76 internacionalidades con el Wunderteam.

Este curso ha marcado dos goles en la Bundesliga. Defensivamente ha robado 110 balones, ha despejado 38 y ha ganado 44 duelos. Números que le permiten negociar su nuevo contrato desde una posición ventajosa. Podrá elegir su futuro y quiere que la decisión final sea lo más beneficiosa en lo económico y en lo deportivo.