ATLÉTICO DE MADRID

Correa se afianza con su método: poco ruido y muchas nueces

El argentino decidió el triunfo de Granada y en lo que va de 2021 lleva ya tres goles y una asistencia. El '10' se lo pone difícil a Simeone en su duelo directo con João Félix.

Correa celebra su gol en el Granada-Atlético.
AFP7 vía Europa Press

Cuando el Atlético tiene a todos disponibles, Simeone tiene claro su once... hasta que piensa en Correa. En principio, el ataque titular lo forman João Félix y Luis Suárez, pero el argentino no para de ponérselo difícil al técnico. Sin hacer ruido, sin llevarse el protagonismo, el delantero sigue sumando. Con su gol, decidió la victoria en Granada. Y se está haciendo fuerte: en 2021 lleva tres tantos y una asistencia.

Una de las grandes virtudes de Correa, y no de ahora, sino desde que llegó al equipo, es que siempre se puede contar con él. Como titular o como revulsivo, el rol del que huye porque quiere más peso, esta temporada ha jugado en todos los partidos del Atlético, 21 de Liga, seis de Champions y dos de Copa. Ni rota ni se lesiona. Y en realidad, lo habitual es que empiece en el once: de 29 encuentros, empezó 20 y en nueve entró desde el banquillo.

Correa además le aporta muchas soluciones a Simeone. Su posición preferida es como segundo delantero, la que está ocupando últimamente con mayor frecuencia, aunque por exigencias del guion cholista le ha tocado rendir en la banda derecha muy a menudo, sobre todo en el tradicional 4-4-2. Este año, cuando le faltaron Suárez y Diego Costa, también ejerció como delantero centro.

De hecho, es con João Félix, con quien compite por el puesto (cuando el ‘7’ regrese de su baja), con quien ha generado una muy buena conexión. De las nueve asistencias que ha dado Correa (el que más de la plantilla), cuatro han sido al portugués, que a su vez le ha servido un gol. El resto, dos a Carrasco y una a Costa, Koke y el canterano Ricard. A Suárez aún ninguna, aunque en Granada le dio dos buenos pases para que el pichichi rematara, esta vez sin puntería.

La Champions, reto inminente

La espina clavada de Correa está en la Champions. El argentino ha jugado 42 partidos en la competición y sólo ha marcado un gol, el día de su debut, hace más de cinco años. Y la última vez que se perdió un partido por cuestiones físicas fue también en el torneo: el 10 no pudo enfrentarse al Leipzig por coronavirus, cita para la que tenía opciones incluso de ser titular. La próxima semana toca un Atlético-Chelsea y Correa se postula para formar en el once. Ahora es João quien tiene que ofrecerle buenos argumentos al Cholo…