REAL MADRID

Camavinga espera al Madrid

El jugador empieza a ver con buenos ojos la idea de refugiarse en el Rennes con la renovación y dar tiempo a que pase la crisis por la pandemia.

0

A pesar de la crisis económica que reina en el fútbol europeo, Camavinga aún aspira a jugar en el Real Madrid. Según ha podido saber AS, el centrocampista francés de 18 años, la gran irrupción del fútbol de los últimos tiempos, está considerando la posibilidad de retrasar su salida del Rennes, que estaba prevista para este verano, para dar tiempo así al equipo blanco a que sus ingresos se vean reestablecidos tras la pandemia.

Los acontecimientos están llevando al jugador en esa dirección. De un lado, reconocen desde su entorno a este periódico, no llegan ofertas contundentes ahora que es el momento de la verdad, porque la crisis afecta no sólo a LaLiga sino también a la Premier y, lógicamente, al fútbol francés (el PSG era uno de los que pujaba seriamente por sus servicios). Por otro lado, todo ha sucedido muy rápido en los últimos meses para el futbolista, que ha batido todos los récords de precocidad en su país y que parece haberse estancado por la presión. El joven Camavinga ve ahora casi como una necesidad seguir resguardado en el Rennes una temporada o dos más, el equipo en el que creció y en el que conoce a cada uno de los trabajadores desde que era un infantil.

Es un cambio radical los planes del jugador. Camavinga cambió hace unos meses de representante con la idea de buscar la mejor salida para él este mismo verano. Ahora lleva sus asuntos Stellar Group, propiedad de Jonathan Barnett, el agente de Bale. Antes del cambio, ya hubo un acercamiento importante del Real Madrid con su anterior representante, Moussa Sissokó (el mismo de Dembelé). Fue Juni Calafat el encargado de realizarlo. Pero fue antes de que sobreviniera la crisis por la pandemia. El escenario es bien distinto estos días para la entidad blanca. Camavinga tiene contrato con el Rennes hasta 2022 y este verano era el momento ideal para salir. Ahora, aconsejado por Stellar, no se descarta la posibilidad de que renueve. Es joven y la posibilidad de ir al Madrid será mayor a medio plazo que a corto, en el que la entidad blanca tiene sus esperanzas puestas en un jugador franquicia: Mbappé y, si no es posible, Haaland.

El propio Camavinga reconoció hace una semana que estaba considerando la posibilidad de renovar: “Hay negociaciones, reuniones, hablamos continuamente sobre mi renovación. Si se hace, se hará. Sois vosotros los periodistas los que me queréis ver salir, de momento estoy centrado al 100 % en mi equipo. Ya veremos después que pasa”, dijo sobre su futuro para sorpresa de la prensa local, que ya daba por descontada su salida del Rennes.