LALIGA SANTANDER

La nueva cruzada contra el VAR: los fueras de juego

El Barcelona y Koeman critican el uso del VAR en fueras de juego muy justos. El colectivo arbitral defiende sus líneas y afirma ser las más precisas que hay en el fútbol.

La nueva cruzada contra el VAR: los fueras de juego

El VAR se va de las manos. En el sentido de que la polémica pasa de los brazos a los fueras de juego. Si la semana pasada el frente que tenían abierto los árbitros era el de las protestas del Cádiz por la mano de Negredo, esta jornada ha tocado las protestas del Koeman y del Barcelona por el muy justo fuera de juego de Griezmann. También estuvo muy ajustado el de Mendy y que desde Las Rozas también avisaron. Dos acciones muy apuradas, cuya primera sensación era la de no existir posición antirreglamentaria, pero que acabó con la anulación de dos tantos tras la intermediación del VAR.

El cabreo en Can Barça llegó por el gol anulado a Messi en la primera parte del choque contra el Alavés. Figuero Vázquez lo concedió, pero se tuvo que retractar tras el aviso de Cuadra Fernández, en el VOR, en el que apuntaban que en una jugada previa existía fuera de juego. Se trataba de que el hombro de Griezmann estaba más adelantado que el pie del último defensa. La imagen emitida en televisión, con las líneas trazadas por Cuadra Fernández, mostraba un fuera de juego muy apurado, donde las líneas casi estaban montadas y el efecto visual ofrecía dudas. "No era fuera de juego. Era gol legal. Coincidimos todos en el club. No es buena señal que el VAR siga trayendo tanta polémica", protestaba Guillermo Amor tras el partido. Un discurso que compartió Koeman: "El VAR debe tener una lupa para pitar un fuera de juego así. Es gol legal". Ambos criticaban lo ajustado de la decisión, ya que la imagen mostraba que el fuera de juego existe. El único error achacable al VAR fue el de no enviar una imagen con más zoom, en el que se precisase mejor que existe orsay. Una directriz de Velasco Carballo, presidente de los árbitros, en este tipo de casos. Realizar un zoom al estilo del Ojo de Halcón en el tenis para dictaminar si la pelota ha entrado o no.

 En las últimas jornadas se han dado fueras de juego muy apurados que han hecho dudar a los aficionados. Así lo apunta el árbitro de AS y Carrusel, Iturralde González: "En algunas líneas hay que tener más un acto de fe que una constatación del hecho en sí. En la jugada entra el componente humano. En un ordenador no tienes la resolución y tú tienes que clicar debajo del hombro. Ellos mismos (en el VAR) se pegan un tiro en el pie. Lo que están haciendo es crear media España de ateos. Está comprobado que hay mínimo 10 centímetros de error. No puedes hacer algo como dogma. Esta jugada en Holanda hubiera sido gol al dejar ese margen de error".

Desde el Comité Técnico de Árbitros defienden las líneas que ofrece el sistema de Hawk-Eye, el que se usa en España, además de en las  competiciones UEFA, FIFA y otras grandes liga. Apuntan a que son las más precisas y las más testadas en el mundo del fútbol. No hay otro sistema más eficaz implantado en el fútbol para trazar fueras de juego. Son las mismas que se usan en la Champions y las que se usarán en la Eurocopa de este verano. Este sistema de fuera de juego será mejorado de cara al futuro (se espera probar un sistema semiautomático en el próximo Mundial en 2022).

La polémica del grosor de las líneas

Una de los debates generados en torno a las líneas del fuera de juego es su grosor. En Holanda se establece que las líneas sean de cinco centímetros de grosor cada una y sí se sobreponen el VAR no rectifica la decisión del árbitro de campo. Una idea que ha gustado en redes sociales y que solicitan que se implante en LaLiga. Aunque el debate sobre su grosor es complejo, según han explicado a AS. Las líneas con las que se trazan los fueras de juego no tienen un grosor determinado. Dependen de la cámara que haya capturado la acción (en las retransmisiones hay de distinta calidad de imagen, desde algunas que graban en una alta hasta otras que son capaces de capturas una gran cantidad de frames al ser del tipo superslow) y del tipo de plano. No todas las tomas sirven para trazar las líneas.

¿Cómo traza el VAR los fueras de juego?

Por ahora el proceso que llevan a cabo los árbitros de VAR para determinar si existe o no fuera de juego es el siguiente. Primero seleccionan una imagen en el que exista el primer contacto del balón del pasador al atacante que puede estar en posición ilegal. A raíz del frame seleccionado para trazar las líneas, identifican la parte del cuerpo más adelantada del atacante y del último defensor (excluyendo manos y brazos) para tirar ambas líneas. En caso de ser muy ajustada la decisión, la directriz es comprobar un frame antes y uno después para ver si persiste el resultado inicial. Si el árbitro de VAR obtiene en ese proceso una evidencia de que existe un error en la decisión del linier, este debe avisar al de campo pese a que sea por muy poco espacio de diferencia.

Otra de las reclamaciones que se hace desde España al colectivo arbitral es el de mostrar el proceso de trazado de las líneas de fuera de juego por televisión. Así lo hacen en la Premier League. Durante las retransmisiones se comprueba cómo el VAR selecciona los puntos de los jugadores para trazar los fueras de juego, algo que en LaLiga no sucede. Los trencillas españoles siguen las directrices de la UEFA, que no recomiendan mostrar ese proceso, y sólo muestran el resultado final del trabajo para que los aficionados comprueben la imagen con las líneas trazadas. Lo mismo que se hace en Champions y se hará en la Eurocopa de junio. Tendrá que ser la UEFA la que abra la mano para que se muestre cómo trabaja el VAR durante el trazado de líneas y así en España suceda lo mismo. Aunque parece complicado que eso ocurra.