BARÇA 3-0 LOGROÑO | COPA DE LA REINA IBERDROLA

Reinas de Copas

El Barça ganó al Logroño en la final de La Rosaleda para ser el equipo con más títulos de Copa (7). Marcaron Alexia, de penalti, Aitana y Jenni Hermoso.

Las jugadoras del Barça celebran el título de Copa.
RFEF

No hubo sorpresa en La Rosaleda, con un Barça que se sigue vistiendo de récord en el fútbol femenino español. Las azulgrana alzaron su séptima Copa. Un trofeo que convierte a este imparable equipo en el gran rey de esta competición. El ritmo culé no tiene medida. El éxito copero va al compás de su intratable nivel en Liga. Y ello se traduce en el primer título de 2021 y último pendiente de la temporada 2019-20, que se vio frustrada por la COVID-19.

La pandemia volvió a dejarnos una final descafeinada en nuestro fútbol. La cita tampoco presentó aficionados en las gradas, aunque para el Logroño quedó en todo momento el gran aliento de su entrenador. Javier Moncayo no dejó de dar enérgicas instrucciones desde el banquillo. Y con sus gritos llegaba el reconforte continuo de sus jugadoras, a las que animaba al más puro grito de "bien" de manera continuada.

El Barça firmó dos goles en dos minutos antes del descanso

Hubo dudas, pero pocas, para un Barça que sufrió de inicio ante un férreo y bien plantado Logroño, cuyo muro se fracturó tras un riguroso penalti. No lograron culminar su gran gesta las riojanas. Aunque su presencia en la final, la primera de su historia, ya suponía un gran éxito. Hasta 40 minutos resistió el conjunto de Moncayo, que vio como su plan se derrumbaba tras una decisión arbitral que rompió el partido.

La colegiada determinó penalti tras un leve contacto de Cazalla sobre Alexia en el área. La capitana del Barça asumió la responsabilidad desde los once metros. Y no falló ante su excompañera Pamela Tajonar. La portera mexicana, que fue protagonista de grandes paradas bajo palos, adivinó el disparo pero se quedó a medio gas.

Golpeaba así con dureza el Barça. Las azulgranas habían dominado el juego y la posesión en el primer tiempo y cogieron con el gol confianza. No fue así para su rival. El Logroño, que había permanecido bien cerrado atrás, se vio obligado a estirarse en busca de un gol que igualara la final. Una situación que favoreció a las azulgranas.

Se engrandecieron las de Lluís Cortés, que ampliaron la distancia por medio de una gran Aitana Bonmatí antes del descanso (0-2). La joven mediocentro maquinó una jugada maestra que culminó por toda la escuadra de un derechazo ante el despiste de un frustrado Logroño.

Jenni Hermoso puso el broche a la final

No bajaron los brazos las riojanas en el segundo tiempo. El equipo de Moncayo resistió cuanto pudo atrás con el objetivo de frenar el poderío ofensivo de su rival. Lo consiguió a medias, con un gran número de ocasiones azulgranas frustradas por la defensa y meta del Logroño. Sin embargo, el nivel del Barça encuentra pocos rivales, casi ninguno, a nivel nacional. El cuadro catalán no sólo aguantó el marcador con tranquilidad y control del esférico, sino que no dejó de intentar y buscar el gol en la portería rival.

Y el que la sigue la consigue. En este caso, el premio estuvo en la cabeza de Jenni Hermoso, que había dejado sobre el césped un juego deslumbrante. La delantera del Barça se movió con libertad y astucia en la zona de tres cuartos para proveer de grandes pases a sus compañeras en el ataque. Un rendimiento que remató la madrileña tras aprovechar el centro de una poco participativa Leila para hacer el tercero.

Tras el tanto de Jenni empezó a morir la final para un Logroño desbordado. Alexia Putellas, con disparo al larguero, estuvo cerca de poner la guinda al partido, pero el marcador no se movió. El conjunto riojano se mostró incapaz de responder con un gol que le mantuviera vivo en los minutos finales, protagonizados por las interrupciones propias del cansancio. No hubo soluciones para frenar al Barça, que sigue brillando.

El conjunto azulgrana deja atrás los seis títulos de Copa, con los que empataban en el palmarés histórico a Espanyol y Levante, para dominar esta disciplina como nadie antes lo hizo. Sin duda, este Barça es de leyenda, con seis títulos coperos en la última década.

____________________________________________________________________________

Cortés: "Lo celebraremos más que la liga; entonces fue por videoconferencia"

El entrenador del FC Barcelona Femenino, Lluís Cortés, se mostró feliz tras ganar por 3-0 al EDF Logroño en la final de la Copa de la Reina y aseguró que el séptimo título de este torneo lo celebrarán "más que el de la liga", ya que recordó que para festejar este último tuvieron que "hacer una videoconferencia" debido a la pandemia.

Cortés declaró en una rueda de prensa telemática que están "en una mala época para celebrar", pero que harán "algo en el hotel" de Málaga en el que se alojan, además de recordar a "jugadoras del año pasado como Pamela Tajonar", que precisamente ahora milita en el EDF Logroño, y dijo que "un trozo de esta Copa también es de ellas".

Cuestionado por la falta de gol de su equipo hasta poco antes del descanso, el técnico barcelonista puntualizó que "lo normal no es marcar en el minuto 10, estáis mal acostumbrados, y ahora cuando el Barça marca en el 40 os parece raro -replicó a los periodistas-, pero la portera rival también juega y es muy difícil hacer lo que estamos haciendo".

"Nos hubiera gustado ganar 8-0, pero no podemos meter todas las que tenemos", indicó Cortés para zanjar ese debate y las preguntas relativas a la primera parte de la final, en la que el Logroño les puso más trabas para traspasar su portería.

Moncayo: "No hay penalti en el 1-0, pero estos partidos nos vendrán bien"

El entrenador del EDF Logroño, Javier Moncayo, aseguró tras perder en la final de la Copa de la Reina ante el Barcelona (3-0) que el penalti que supuso el primer gol del rival "no lo es", ya que él cree a sus jugadoras "y ellas dicen que no es", pero consideró que esta experiencia les "vendrá bien" en la lucha de su equipo por la salvación.

"Creo que esto suma y nos vendrá bien para el día de mañana salvar al equipo", recalcó en una rueda de prensa telemática Moncayo, quien explicó que su equipo "busca con este partido y con los anteriores mejorar y conseguir el objetivo de la salvación", y aseveró que firma que se van "a salvar" al final de temporada.

Cuestionado por el once presentado ante el equipo azulgrana, el técnico del equipo riojano subrayó que "cada partido es una historia y hay un rival diferente", y añadió: "hay cosas de hoy que me han gustado mucho y se pueden llevar a la liga".

"Estoy orgulloso de mis jugadoras, han trabajado lo que se ha pedido; el Barça es un equipo que golea y no nos ha goleado. El trabajo del equipo ha sido espectacular y con balón nos ha faltado un poco, pero hemos estado mejor que hace quince días. Estoy encantado de las jugadoras que tengo", recalcó.