NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

REAL MADRID

Hazard, peor que Bale y Kaká

El belga no ha jugado ni el 30% de los minutos desde que fichó por el Real Madrid, ligeramente por debajo del brasileño y muy lejos del galés.

MadridActualizado a
Bale, Hazard y Kaká, con el Real Madrid.

Eden Hazard ya suma dos ausencias por lesión desde que fue diagnosticado de su última dolencia, una rotura en el recto anterior izquierdo que le tendrá de baja todavía otras dos semanas, como poco. No estuvo en la remontada en Huesca ni tampoco en Valdebebas ante el Getafe, ambos encuentros que el Madrid sacó adelante para sumar seis puntos que le mantienen en la pelea por alcanzar al Atlético en la cabeza de LaLiga. Se trata de la décima lesión del belga desde que aterrizó en el Madrid; los problemas físicos están siendo la tónica habitual en la carrera de blanco de Hazard, firmado en el verano de 2019 a cambio de 100 millones de euros fijos (y otra cantidad en variables que no ha trascendido).

Tanto es así que la coletilla ya es habitual: a Hazard se le está poniendo cara de Bale o Kaká. Tanto el galés como el brasileño llegaron al Real Madrid tras grandes inversiones monetarias (101 millones en el caso del británico; 67 en el del ex del Milán), pero no terminaron de encandilar en buena medida por sus repetidas lesiones. En esto, claro, hay diferencias: Bale ganó cuatro Copas de Europa y fue importante en tres de ellas, entre otras cosas; el brasileño jugó cuatro años de blanco y lo mejor que aportó fue la Liga de los 100 puntos, aunque no era titular, superado por Özil en la cabeza de José Mourinho.

Minutos, goles, asistencias...

Y lo cierto es que, a día de hoy, Hazard tiene que levantar la mirada para comparar su carrera en el Madrid con la de Bale y Kaká; presenta números claramente peores que ambos. Sobre todo, en lo que a minutos disputados se refiere, faceta en la que el belga no llega ni al 30%. Ha disputado 35 encuentros de 81, el 43,2%; en minutos, jugó 2.176' de 7.350', reduciendo el porcentaje hasta el 29,6%, una cifra que seguirá bajando a medida que el Madrid dispute encuentros en este mes de febrero sin Hazard disponible.

Kaká, que atravesó serios problemas de pubalgia y rodilla durante su etapa de blanco y que también perdió claramente la batalla deportiva con Özil, le anda cerca a Hazard: 120 partidos jugados de 226 (el 53%) y 6.888 minutos de 20.430', el 33,7%. Bale, en esto, vence con diferencia (como en toda la comparación, como se apreciará más adelante): jugó 251 partidos de 401 (el 62,6%) y 17.926 minutos de 36.300' (49,4%). Las dos primeras temporadas de Bale en el Madrid no presentaron demasiados problemas físicos y ahí ofreció su mejor nivel; a partir de la tercera, las lesiones en sus castigados sóleos se hicieron constantes y empezó la cuesta abajo.

En materia de trofeos, Bale vuelve a salir ganador: 16 títulos en siete temporadas (cuatro Champions, dos Ligas, una Copa del Rey, dos Supercopas de España, tres Supercopas de Europa y cuatro Mundiales de Clubes), por tres en cuatro cursos de Kaká (una Liga, una Copa y una Supercopa de España) y dos de Hazard en el año y medio que lleva de blanco (una Liga y una Supercopa, si bien no participó en esta última por lesión). Puede decir al menos el belga que lleva mejor ritmo que el brasileño, pero Kaká podría contestar que las cifras individuales de ambos no se pueden comparar, ni de lejos.

Hazard apenas ha hecho cuatro goles y dado siete asistencias en el Madrid; marca un gol cada 544 minutos y entrega uno cada 311'. Kaká, por su parte, no tuvo demasiado protagonismo pero lo aprovechó bastante bien a nivel de estadísticas: 29 goles y 39 asistencias, un tanto cada 237 minutos y un pase decisivo cada 177'. Bale, por su parte, vuelve a salir vencedor, pues marcó 105 goles y dio 68 asistencias: anotó cada 170 minutos y dio un tanto cada 264'.

Hazard, con tiempo para rectificar

Lo único que tiene Hazard a su favor es el tiempo: es el único de los tres que se mantiene en activo en el Madrid, si bien Bale todavía tiene contrato de blanco hasta junio de 2022 y el próximo verano, si el Tottenham no quiere quedárselo (lo más probable), volverá a la disciplina madridista. El belga ha acumulado estos escuetos números en año y medio; a sus 30 años recién cumplidos, tiene margen para encauzar su camino.

Bale cuajó siete temporadas irregulares en el Madrid, con picos muy altos, agujeros bastante profundos y siempre a la sombra de Cristiano; cuando el portugués faltó, al galés se le vieron las costuras. Kaká, por su parte, no cuajó en cuatro temporadas y se marchó libre al Milán, donde en el curso 2013-14 certificó que ya no estaba para el primer nivel. Se fue a Orlando para jugar en la MLS, con una cesión a su Sao Paulo incluida, y se retiró al final de 2017, dejando en el recuerdo aquella versión imponente del Milán campeón de Europa.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?