LEGANÉS

Sabin: “Garitano pide más intensidad y físico al entrenar”

El máximo goleador del Leganés (siete goles) reconoce que lo pasó mal en sus comienzos pepineros, pero que aspira a quitarse la espina con el ascenso.

Sabin: “Garitano pide más intensidad y físico al entrenar”
PEPE ANDRES DIARIO AS

Sabin Merino (Urdúliz, 29 años) se muestra al otro lado del teléfono como un tipo normal. Demasiado normal. Dicen los que lo conocen de cerca que huye del patrón de futbolista que suele venderse en la opinión público. Su camuflaje está hecho de timidez que sólo se resquebraja si hay confianza. Como su carrera en el Leganés.

Aterrizó en Butarque el último día del mercado estival de 2018 y en Primera, con Pellegrino, lo pasó mal. En su primer curso apenas tuvo oportunidades y en el segundo, aunque se salió en pretemporada, siguió en la sombra. Por eso se marchó hace un año para explotar en el Depor y retornar el verano pasado como pieza relevante. En ésas anda.

Suma ya siete goles, su récord en el fútbol profesional (el tope ya lo fijó en el Athletic). Los dos últimos los marcó ante el Lugo. Garitano lo eligió como único delantero centro en su redebut con los pepineros. Sabin se lo agradece al tiempo que reconoce que el de Bergara exige a los delanteros un trabajo que también le pide a todo el plantel. “Quizá es más físico e intenso en los entrenamientos de Martí”, admite en uno de esos ramalazos de sinceridad que salpican esta charla. Como reconocer que no tenía nivel para quedarse en el Athletic, que no entiende por qué Pellegrino no contó con él o que renovaría a Bustinza sí o sí. Verdades sin aspavientos. Porque Sabin es, sobre todo, un tipo normal.

"Yo, ni pincho, ni corto, pero renovaría a Bustinza. Es un jugador determinante dentro y fuera del campo"

Sabin Merino, delantero del Leganés

A usted le llamo Sabin, ¿no?

Sí, claro, yo me llamo Sabin… ¿por?

Porque ahora que se oye todo en los campos, muchos le llaman Sabino, no Sabin…

(Risas) No, yo me llamo Sabin, pero tampoco te creas que me llaman muchos Sabino… quizá Bustinza, Eraso… y poco más…

Así que no es su mote en la plantilla…

Es que, como yo no presto mucha atención a cuando me chillan, pues no sé ni cómo me llaman (risas).

Pero lo de Sabino, ¿de dónde viene?

Eso de cuándo jugaba en las inferiores del Athletic, que se quedaron con la tontería y se me quedó…

Usted tiene pinta de tímido, pero luego es un bromista…

Eso es, soy muy tímido y me cuesta abrirme, pero cuando tengo confianza, me gusta mucho las bromas. En general nos va ese rollo. Genera buena ambiente. Es necesario.

Ese perfil, educado pero bromista, es un perfil muy Athletic. Los que han pasado por el Leganés han sido así: Bustinza, Eraso, Vesga…

Puede ser, sí puede ser. No creo que sea casualidad que esos casos seamos todos del mismo perfil. Al final es una manera de trabajar. Nos han enseñado a ser así desde pequeños. Hemos mamado mucho eso. Puede ser que por eso tengamos esa personalidad parecida.

Pero la trompeta como Villalibre, ¿usted no la tocará no?

¡Ya me gustaría a mí! Pero esos temas se me complican demasiado… (Risas).

¿Cómo ve los éxitos recientes del Athletic? ¿Algo de envida sana?

Pues la verdad es que noto un equipo muy competitivo. Complicado de ganar. Con Marcelino han encontrado un punto de frescura. Lo tienen todo muy claro. Ahora son un equipo difícil de ganar. Muy sólido. ¿Envidia? Soy poco de envidia, pero sí de envidia sana. Más siendo de Bilbao. A cualquiera le gustaría verse ahí. Pero me alegro mucho por ellos. Son gente que trabaja duro. Se lo merecen. Estoy muy contento por ellos.

¿Dio rabia dejar el Athletic en 2019?

Que va, que va. Rabia para nada. Estaba en una situación difícil ahí. Además, tampoco hice méritos suficientes para merecerlo. Para quedarme. Necesitaba experimentar nuevos retos. Madurar futbolística y personalmente. El Leganés me dio esa ocasión. Han sido años complicados, pero aprendí mucho.

El destino parece empecinado en que usted triunfe en el Leganés.

"No me dio rabia dejar el Athletic. Además, no hice méritos para quedarme. Ahora hay envidia sana por sus éxitos"

Sabin Merino, delantero del Leganés

¿Por qué?

Hombre, se quedó después de la cesión porque el Athletic no lo renovó y el pasado verano, sin el descenso del Depor, no habría regresado.

Es verdad… también te digo que a los jugadores no nos gusta eso de irte de un sitio con la espinita de no aportar lo que deberías. Del Leganés me fui hace un año con mal sabor de boca y este año están saliendo bien las cosas.

Es que sus arranques fueron complicados. En 2018, por ejemplo, llegó el último día del mercado…

Es que salir de un sitio el último día de mercado de un equipo donde siempre has estado, a otro nuevo y que está en construcción. No es fácil, no. No tuve muchas oportunidades. Son cosas del fútbol. Era una plantilla amplia y con muchos delanteros.

Pues eso… complicado…

Pero en el fútbol, como en la vida, a veces las cosas suceden por algo. Hay que confiar en ti mismo y trabajar, porque tarde o temprano la oportunidad te llega.

¿Qué pasó en la siguiente pretemporada? Se salió… pero no jugó luego.

Pues… a mí también me gustaría saberlo. Hice méritos para tener alguna oportunidad y sinceramente creo que fue una pretemporada muy completa. Por todo, por goles, mi estado de forma, estado anímico… tenía ganas de demostrar a Pellegrino que podía contar conmigo…

Pero…

Pero el entrenador confío en otros. Y no pasa nada, ¿eh? Hay que saber asumirlo.

Hace un año se marchó al Depor y explotó con goles mientras el Leganés perdía también a En Nesyri, Braithwaite…

Coruña fue un sitio muy especial. Me reencontré con el fútbol otra vez. Con la sensación de meter goles. Estaré siempre muy agradecido a esa oportunidad.

¿No pensó que el Leganés se arrepintió de su adiós tan pronto?

"Con Pellegrino hice méritos para tener alguna oportunidad más, Pero no contó conmigo. Ya está... no pasa nada"

Sabin Merino, delantero del Leganés

El que lo tenía que pensar era otro. Había encontrado un sitio en el que me dieron un gran voto de confianza. Tuve la suerte de poder corresponder con goles.

Cuando regresó al Leganés, pensaría que sería para ser importante, ¿me equivoco?

Yo tenía claro que venía aquí para hacer lo que siempre había hecho: trabajar para aportar lo máximo al grupo.

Me está respondiendo con la respuesta tópica…

A ver… está claro que no venía con el mismo rol que la primera vez. Venía de haber jugado mucho en A Coruña. Y en 2018 llegué el último día de mercado y después de no haber jugado mucho en el Athletic el año anterior. Claro… eso lo cambia todo.

Normal.

Es que el entrenador ve que vienes de disputar partidos, de hacer goles… eso es muy importante.

Y Garitano, ¿le está haciendo sentir importante? Por ahora es su delantero…

Está claro que hay muchos delanteros. Tener la ocasión ya del primer partido, jugar tras sólo tres entrenamientos, que cuente contigo desde el inicio… pues es importante, claro. Le tengo que estar agradecido. Me ha dado esa oportunidad. Y de eso se trata, de aprovecharla y ayudar al equipo como hice.

¿Habló con usted antes del partido?

No, que va. Charló con todos, pues eso… como un entrenador normal. Nada raro…

Claro, olvidaba que es Garitano, adalid de la normalidad… Ni arenga, ni gaitas…

Pues eso… todo muy normal. Es que no te puedo resaltar nada, de verdad.

¿Es muy diferente a Martí?

Es diferente en la manera de entrenar. Cada uno ve el fútbol de manera diferente y de cómo prepararse. Es lo que destaco.

¿A qué se refiere?

Con Asier es quizá más físico, más intenso todo… no sé… tampoco es que haya diferencia abismal. Ha cambiado eso un poco… la manera de entrenar.

¿Les fastidió el despido de Martí?

Sí, claro que sí. No es plato de buen gusto que echen a alguien. Menos en las circunstancias que fueron. En Las Palmas hicimos una buena primera parte… pero se dio todo al revés.

Dicen que con Garitano es complicado ser delantero, que pide mucho trabajo…

Buah, es que nos pide a todos mucho. Pero no sólo a los delanteros. No hay nada especial en ser delantero. Nos aprieta por igual a todos.

Cinco delanteros en plantilla, no es lo habitual…

"Asier nos pide mucho a los delanteros, pero también al resto. No es que apriete más a los de arriba que al resto"

Sabin Merino, delantero del Leganés

Bueno, yo ya lo viví en el Leganés, en la primera temporada que estuve aquí.

Cierto: En Nesyri, Carrillo, Santos, Rolan y usted. Y luego llegó Braithwaite…

Sí, sí, eso es. Y bueno… si juegas con dos delanteros, pues bueno.. pero si juegas sólo con uno es mucho más complicado…

Pues Garitano juega sólo con uno…

Se hace más difícil, sí… además, los delanteros que tenemos ahora son de nivel.

Al cerrarse las opciones de jugar, ¿se nota en la convivencia? ¿Hay más tensión entre delanteros?

¡Qué va! Yo te diría que incluso con los que mejor relación tengo es con los delanteros, de verdad te lo digo. Sabemos lo que hay. Es parte del fútbol y convivimos con ello. No es culpa del de al lado que no juegues.

Lleva siete goles, ¿se atreve con alguna cifra?

¡No, no, ya he aprendido mucho la lección?

¿Perdón?

Es que en la primera temporada que estuve en el Athletic, fui muy valiente en una entrevista, me pidieron una cifra y la di. Claro, luego cuando no la cumplí me dieron por todos lados. Desde entonces aprendí mejor a estar calladito. Que pase lo que tenga que pasar. Que marque muchos goles.

Pero pinta tiene de querer reivindicarse…

"No prometo una cifra de goles. En el Athletic, valiente yo, lo hice un día, no cumplí y luego me dieron por todos lados. Aprendí la lección"

Sabin Merino, delantero del Leganés

Sí, claro… para un jugador es importante y necesario poder responder bien. Ojalá el año que viene podamos estar en Primera y sacarme esa espinita de los años anteriores…

Usted tiene contrato hasta 2022, pero Bustinza acaba ahora. ¿Lo renovaría?

¡Joer, si me lo tienes que preguntar a mí! ¡La respuesta está clara!

Pues venga, adelante…

Es un jugador muy importante tanto dentro, como fuera del campo. Se nota que lleva muchos años aquí. En mi caso, te diré que sí, que es un jugador necesario. Pero que conste que yo aquí, ni pincho ni corto…

¿Asier les ha prohibido hablar de ascenso?

En estos momentos lo importante es ganar los partidos. Estar lo más cerca posible de los de arriba. Eso sólo lo vas a conseguir si enlazas rachas de victorias. Y para eso hay que centrarse en el día a día…

Y rezar para que los de arriba fallen…

Es que están poniendo el listón muy alto. Espanyol, Mallorca y Almería son tres equipazos… pero todos pueden tener días malos. Al final ahora estamos viendo que a veces pincha uno u otro… hay que estar cerca de ellos…

Así que no es un imposible alcanzarlos…

Bueno… esa es la intención que tenemos. Estar con ellos. Es difícil, pero hay que intentarlo.

Lo del domingo, ante el Girona… ¿partido clave?

Sinceramente, no hemos hablado mucho del partido hasta ahora… como todos los partidos en Segunda son importantísimos. No cambia el discurso. Era importante el partido del Lugo. Éste es igual de importante.