EIBAR 0 - SEVILLA 2

Dmitrovic no pudo ni aguantar las lágrimas: la peor lesión para el Eibar

El portero del Eibar, que estaba siendo el mejor jugador el equipo esta temporada, tuvo que pedir el cambio y terminó llorando en el banquillo.

LALIGA / As.com

Marko Dmitrovic está siendo uno de los futbolistas clave en lo que va de campeonato para el Eibar. Tanto es así y goza de tal confianza del cuerpo técnico, que transformó un penalti ante el Atlético de Madrid, convirtiéndose en el séptimo portero de toda la historia del campeonato que conseguía marcar. Hoy, frente al Sevilla, molestias en la rodilla le han obligado a ser sustituido. Sus problemas físicos, que a priori no parecían demasiado graves, preocuparon más al ver la reacción del guardameta cuando pidió el cambio y se retiró al banquillo.

Lo pudo hacer por su propio pie, aunque con evidentes gestos de dolor y sufrimiento e incluso lágrimas en sus ojos. Posteriormente, las imágenes desvelaron que ya tenía una protección en la zona afectada, lo que preocupó aún más a la afición del Eibar... y a la del Sevilla. Tal y como informó este periódico, el portero serbio tiene un preacuerdo para recalar en el Sánchez Pizjuán el próximo mercado de verano. Acaba contrato con su actual club y todo apunta a que no renovará.

Tras brillantes años en Ipurua, Dmitrovic ha decidido dar un salto más en su carrera deportiva y llegar a un equipo del más alto nivel. Además, por el hecho de ser un jugador libre, no le faltarían las ofertas. De este modo, Vaclik abandonará el Sevilla y la batalla por la portería será entre el serbio y Bono, que ha ido creciendo desde el final de la pasada temporada hasta convertirse en el meta indiscutible del equipo de Julen Lopetegui.

Las imágenes de Dmitrovic, hundido en el banquillo, revelaban más una lesión de carácter grave que unas simples molestias. Por ello, las redes sociales se inundaron de comentarios que pensaban que su gestualidad se traducía en un adiós a la temporada y quizás un problema a largo plazo en su compromiso ya pactado con el Sevilla. En las próximas horas, se someterá a pruebas médicas que marcarán el grado de sus dolencias.

Mendilibar tranquiliza

Tras el encuentro, José Luis Mendilibar fue preguntado en rueda de prensa sobre el alcance de la lesión del guardameta. Afortunadamente, las imágenes que parecían indicar un grave contratiempo, podrían ser solo fruto del momento. El técnico expuso que el cuerpo médico del club considera que tiene un golpe en la parte baja del muslo como consecuencia de la jugada del penalti que anula el VAR. Reitera que son optimistas, aunque siempre cautos a la espera de las pertinentes pruebas.