CELTA

Franco Cervi, atado y a la espera de una solución al 'caso Olaza'

El Celta tiene todo acordado con el Benfica y con el jugador para reforzar su ataque, pero necesita liberar la plaza de extracomunitario con el lateral.

Franco Cervi, durante el calentamiento previo al partido que disputó el Benfica conra el Nacional
PATRICIA DE MELO MOREIRA AFP

Felipe Miñambres ya tiene atado al tercer refuerzo para el Celta en este mercado invernal. Se trata de Franco Cervi, extremo argentino que pertenece al Benfica y que es muy del agrado de Eduardo Coudet. La operación ya está cerrada, tanto con el conjunto lisboeta como con el propio jugador. Sin embargo, no se podrán firmar los contratos hasta que se resuelva el 'caso Olaza', pues el Celta necesita liberar la plaza de extracomunitario que ocupa el lateral uruguayo para inscribir al argentino.

La partida de cuatro millones de euros que Mouriño tenía destinada para pagar el traspaso de Lucas Olaza irán ahora destinados a Franco Cervi, aunque el Celta deberá pagar después otros cuatro millones en variables. El club ya ha decidido que no pagará por el lateral uruguayo, prefiriendo invertir ese dinero en el extremo del Benfica. Coudet dijo el pasado fin de semana que esperaba una resolución del 'caso Olaza' en dos o tres días, pero el plazo se está dilatando y el tiempo apremia, pues el lunes se cierra el mercado invernal.

Mientras tanto, Franco Cervi jugó el pasado lunes con el Benfica. Curiosamente, lo hizo de lateral izquierdo, una posición nada habitual para él, pero Jorge Jesus se vio obligado a recurrir al argentino para ese puesto debido a las numerosas bajas por Coronavirus. Cervi es un extremo habilidoso, un zurdo escurridizo gracias a su velocidad y su buen manejo de la pelota. El regate es una de sus principales virtudes. Su posición preferida es por el costado izquierdo, aunque también lo puede hacer por el derecho o de mediapunta, pues le gusta asociarse por dentro.

El futbolista está muy ilusionado con el proyecto vigués, tanto que ha rechazado una importante oferta del New York City para jugar en la MLS. Su deseo es probar fortuna en LaLiga, así que aguarda en Lisboa esa ansiada llamada que le indique que ya puede viajar a Vigo. Antes, no obstante, Miñambres debe solucionar el 'caso Olaza'.