INGLATERRA

Los 5 jugadores del Chelsea que ven la luz con Tuchel

Hay una cola de jugadores con numerosas cuentas pendientes con Lampard y con la sensación de que, con su marcha, pueden recuperar la importancia perdida.

Cuando Thomas Tuchel termine de deshacer las maletas y llegue a su nuevo despacho en la ciudad deportiva de Cobham, lo primero que se va a encontrar va a ser, seguramente, una cola de jugadores con numerosas cuentas pendientes con Lampard y con la sensación de que, con su marcha, pueden recuperar la importancia perdida. A la cabeza de todos ellos debería estar, si todavía pretende triunfar como jugador blue, Kepa Arrizabalaga, que puede ver en el alemán la oportunidad de hacer borrón y cuenta nueva en su experiencia en Londres.

Todo ello, por supuesto, con la Eurocopa de fondo, pues si el vasco mantiene la dinámica de esta primera mitad de la temporada tiene muy pocas opciones de tener un papel relevante. El ex del Athletic de Bilbao, que no mantenía una buena relación con Lampard como tantos otros en el vestuario, puede tratar de darle la vuelta a la situación después de que Mendy ya no sea el guardameta inexpugnable que se vio durante sus primeros partidos. Su problema: el precio que se pagó por él, la falta de confianza en sí mismo y su escaso rendimiento han hecho que en Inglaterra se haya perdido la fe y la paciencia con él.

Más casos

Otro de los beneficiados puede ser, sin duda, Marcos Alonso, pues después de una pelea con su ya ex entrenador no ha vuelto a tener oportunidades reales de regresar al equipo. Parece difícil, sin embargo, que pueda arrebatarle el puesto a Chilwell, uno de los tres mejores laterales de la Premier, pero sí que puede reintegrarse en la dinámica del equipo con un rol de suplente. Un caso similar es el de Azpilicueta, que había perdido el puesto ante Reece James.

En cuanto a los jóvenes, Hudson-Odoi, que está más asentado pero en un rol completamente secundario, y Gilmour, una de las perlas más brillantes de la liga inglesa pero sin minutos, esperan con impaciencia que Tuchel, un técnico acostumbrado a trabajar con gente como ellos, les de la oportunidad de reclamar un mayor protagonismo.