ALAVÉS 1- REAL MADRID 4

Aprobados y suspensos del Madrid: Kroos y Modric dirigen el recital

El mediocampo madridista marcó la diferencia, de la mano de un Benzema que volvió a ser decisivo. Brotes verdes de Hazard, con un gol y una asistencia.

Thibaut Courtois: el Madrid tiene un portero que es una joya. Cuando más dudas hay en la defensa, su fiabilidad es clave. Pero es que también se anima a ayudar en salida de balón. Tuvo algunas jugadas comprometidas y las resolvió a la perfección. Sus dos mejores acciones, una parada a Joselu en el 47' y otra justo antes del segundo gol de Benzema.

Lucas Vázquez: el multiusos de Zidane volvió a cuajar un gran partido. Disipó las dudas que dejó en Supercopa contra el Athletic y vuelve a demostrar que está preparado para sustituir a Dani Carvajal en el lateral derecho cuando sea necesario. El Alavés apretó por su banda y tuvo algunos problemas en los primeros minutos, pero cuando el Madrid se instaló arriba se le vio cómodo y aportó profundidad por banda. De un pase suyo nació el segundo gol. Jugó los últimos minutos de extremo.

Éder Militao: es de valorar el rendimiento del brasileño después de una temporada en la que prácticamente no ha contado con minutos. Tiene que mejorar en algunos aspectos tácticos, pero le está demostrando a Zidane y al madridismo que es un central que puede jugar muchos años en el Madrid. Un golpe en el pecho con Tomás Pina en el 54’ le dejó tocado, aunque pudo continuar. Vio una amarilla inmerecida.

Raphaël Varane: partido plácido para el francés, importante teniendo en cuenta que ha sufrido cuando no ha tenido al lado a Ramos. Jugó en el perfil zurdo y se mostró muy seguro en todas sus acciones. Especialmente por arriba, cortando varios centros. Con balón, encontró bien a Kroos y Modric, ayudando en la salida desde atrás.

Ferland Mendy: físicamente, volvió a marcar diferencias. Defensivamente es un portento, al que parece imposible superar en el uno contra uno. A esto le volvió a sumar una participación ofensiva, tanto por dentro como por fuera, que es clave para que el Madrid genere situaciones de ventaja. Volvió a fallar cerca del área, especialmente en una ocasión en la que se quedó solo contra Pacheco en el primer tiempo. Forzó una amarilla para Ximo Navarro.

Casemiro: el jugador sobre el que pivota el equipo. Dio ayudas constantes y enganchó a la defensa con el resto del equipo para que no se rompiese. Por si fuera poco, marcó el gol que abrió la lata, clave para que el Madrid acabase goleando. Un buen remate de cabeza a asistencia de Kroos desde el córner. Lleva cinco esta temporada, cuatro de ellos en liga.

Toni Kroos: la brújula del Madrid. Si está bien, el equipo juega diferente. Superó con clase la presión adelantada que proponía el Alavés. En defensa, robó varios balones importantes cerca del área rival. Uno de ellos acabó en gol. Dio dos asistencias, a Casemiro y a Hazard, esta segunda con un pase medido de 40 metros. Ya son cuatro esta temporada. Dio el susto en el segundo tiempo tras un pisotón de Manu García, pero jugó los 90.

Luka Modric: otra lección de fútbol del croata, que con 35 años vive una segunda juventud. Juega y hace jugar al resto. Otro que, como Kroos, se vio beneficiado por la presión de los locales. En el segundo tiempo le dio medio gol a Benzema con un pase de primeras que dejó al francés en un uno contra uno. Fue sustituido en el 76’. Zidane lo necesita lo más descansado posible para lo que viene. Sin Valverde ni Odegaard, tiene pocos relevos.

Marco Asensio: partido muy serio del balear. Cuando no es capaz de ser decisivo en ataque, ayuda en defensa. Lucas lo necesitó y ahí estuvo, corriendo muchos metros para atrás y equilibrando al equipo. Arriba, es de los jugadores que más se desmarca a la espalda. Le falta un punto de velocidad que le permita ser decisivo, pero parece difícil que Zidane pueda sacarlo del once si mantienen este nivel. Se marchó en el 76 por Isco.

Eden Hazard: aunque se nota que todavía está falto de confianza, dejó destellos de lo que esperaba el Madrid cuando lo firmó para liderar el proyecto. Primero, mostró su clase con una asistencia a Benzema con un toque sutil de espuela. Minutos más tarde, rompió a toda la defensa del Alavés con una carrera a su espalda, controló el pase medido de Kroos y definió ante la salida de Pacheco. Es su tercer gol esta temporada, el cuarto desde que es jugador blanco.

Karim Benzema: volvió el mejor Karim. Dos golazos del líder ofensivo de este equipo. El primero, con un disparo imparable desde la frontal que se coló por la escuadra derecha de la portería de Pacheco. El segundo, con una jugada individual que finalizó con un gran tiro cruzado. Lleva 10 goles en liga y 15 esta temporada, demostrando que no tiene sustituto. Vio una amarilla por un duro pisotón al final.

Vinicius: tuvo 25 minutos importantes para él. Aunque no tuvo mucho tiempo para lucirse, fue atrevido y no paró de encarar a los jugadores rivales, fiel a su estilo. Ha perdido protagonismo este último mes y quiere recuperarlo.

Álvaro Odriozola: Zidane vuelve a contar con él, y así lo demostró dándole 15 minutos. Se jugó un penalti a Lucas Pérez que Hernández Hernández no señaló.

Isco: también tuvo 15 minutos, en los que no pudo hacer demasiado. Sin embargo, sabe que tiene varios partidos por delante en los que puede gozar de oportunidades