REAL MADRID

Hazard no es solución

Zidane tuvo que tirar de Eden en la prórroga ante el Alcoyano y el belga dejó una vez más una versión muy gris. Es ahora o nunca para él...

Hazard no es solución
FITO GONZALEZ DIARIO AS

El Real Madrid atraviesa una profunda crisis y Eden Hazard, el que debía ser el líder de este proyecto, representa como nadie el momento del club. Un año y medio después de que aterrizara en el Bernabéu el belga no está… y el problema es que muchos comienzan a no esperarle.

Zidane le protegió del partido ante el Alcoyano, a pesar de que Hazard necesita coger ritmo de competición tras superar su última lesión. Sin embargo, un contratiempo en la prórroga provocó un cambio obligado que no entraba en los planes del entrenador. En el minuto 98 Odriozola pidió la sustitución al comenzar a sufrir calambres: llevaba sin jugar 112 días (desde el 30 de septiembre ante el Valladolid). Zizou, que no completó la convocatoria con jugadores de campo para llevarse a dos porteros suplentes (Courtois y Altube), tuvo que tirar del belga.

Eden, lejos de ser una solución, fue una parte más del problema. Apático, impreciso y sin dejar ninguna jugada de peligro. Estuvo sobre el campo en los momentos más dramáticos para el Madrid y no fue capaz de aportar nada al equipo.

Esa actuación le vuelve a dejar señalado en un día en el que Zidane tenía previsto que viera todo el encuentro desde el banquillo salvo caso de emergencia extrema, como así sucedió. Ahora, todos los focos van a estar puestos sobre él porque el tiempo se le agota.

El Madrid tiene la Liga muy complicada y en Champions dejó muchas dudas en la fase de grupo. Mientras, el belga sólo ha aportado tres goles desde que llegó al club (dos esta temporada y uno la anterior). Unos datos que se alejan mucho de lo que esperaba el Madrid cuando pagó 100 millones más variables en 2019 para convertirle en la bandera del nuevo proyecto de Zidane. Por eso Hazard, que hasta ahora ha sido más quebradero de cabeza que solución, está ante su última oportunidad. Es ahora o nunca…