REAL MADRID

El Madrid, en estado de alerta

El positivo de Zidane es un contratiempo, aunque en el club confían en los protocolos y creen que nadie más de la plantilla se verá afectado.

El positivo de Zidane ha puesto en alerta al Real Madrid, porque el entrenador tiene contacto permanente con toda la plantilla. A pesar de ello, dentro del club existe seguridad y confianza en los protocolos y creen que esta circunstancia no debe afectar a nadie más. Los jugadores pasan controles diarios, igual que el técnico francés. Además, Zizou no ha acudido esta mañana a Valdebebas. Otro factor importante es el hecho de que durante las sesiones utiliza mascarilla para dirigirse a sus futbolistas.

Por otro lado, tampoco se cree que el positivo de Zidane se produjera en Alcoi, una de las regiones más castigadas por el coronavirus en las últimas semanas. El partido de Copa fue el miércoles, por lo que si el contagio se hubiera producido allí es improbable que el francés hubiera dado positivo tan pronto.

De este modo, en el club piensan que el contagio del entrenador francés se produjo en el ámbito privado (hay que recordar que hace poco estuvo aislado por un contacto con un positivo). Evidentemente, es imposible conocer con exactitud dónde se contagió, pero con los estrictos protocolos que se siguen antes de cada entrenamiento y cada partido es muy complicado que se produjera ahí. Esto da tranquilidad de cara a que pueda haber más miembros de la plantilla contagiados, puesto que desde que se conoció el positivo el entrenador se aisló.

En el pasado otros futbolistas del Madrid han dado positivo (Hazard, Casemiro…) y nadie más de la plantilla se vio afectado. Eso refuerza la teoría de que los protocolos están funcionando y nada hace pensar que en el caso de Zidane vaya a ser diferente.