GIRONA-ESPANYOL

El 'derbi' de la otra Cataluña

Ahora en LaLiga SmartBank, el Espanyol visita al Girona en un clásico de las últimas campañas. Hasta 18 conjuntos catalanes han jugado en Segunda en la historia.

Javi López y Sergi Darder.
Alex Caparros

Minimizados socialmente por el Barcelona, club que absorbe el 90% del tiempo mediático, el Espanyol deberá conformarse con el otro derbi, un clásico del último lustro ante el Girona, un partido candente pero menos histórico que el que puede representar ante el Sabadell. El equipo del Vallès es el que tiene más participaciones en LaLiga SmartBank, 44. Estos tres conjuntos representan ahora la otra Cataluña, siempre presente en Segunda División, igual de competitiva e importante en categorías inferiores, pero descompensanda en la elite donde entran en juego otros factores.

El Espanyol, que ha ascendido en sus cuatro anteriores temporadas en la división de plata, es uno de los conjuntos cuyo paso por la categoría ha sido más efímero. Otros clubes, como Granollers o Mollerusa (jugó el padre de Bojan Krkic), participaron en una ocasión, mientras el Júpiter compitió dos campañas. El club barcelonés, ahora en Primera Catalana, es uno de las entidades que vivieron épocas doradas décadas atrás (1934-1936) pero ahora están perdidos en las categorías amateurs. Lo mismo le ocurre al Palamós, en la misma división y con seis participaciones en la división de plata en los 80 y 90.

No así L'Hospitalet (3), Llagostera (2), Europa (5), Sant Andreu (11), Terrassa (15), Badalona (14) o Figueres (7), que aún han encontrado hueco en Segunda B o Tercera y pelean por recuperar algún día la categoría, no muy lejos de ese sueño que aún reviven sus socios de más edad en la mayoría de entidades. Otros que vivieron sus mejores años recientemente, como el Reus Esportiu (2), fueron víctimas de los excesos económicos y tuvieron que reformularse.

En otro escalón, con incluso temporadas en Primera, se sitúan Girona (23), Lleida (24), Nàstic (22) y el propio Sabadell. Todos ellos acompañados por el Barça B (23) y el Condal (10), que fue filial del Barça durante muchos años hasta su fusión con el Barcelona Atlètic en los años 70. Todos ellos han competido en la segunda categoría del fútbol profesional, donde ahora reina el Espanyol, que quiere mantener su privilegio en el otro derbi.