REAL ZARAGOZA

Peybernes: “Vengo para aportar liderazgo y experiencia”

El central busca en el Real Zaragoza los minutos que no estaba teniendo en el Almería: “La decisión fue rápida. Es un histórico y Torrecilla sabe lo que puedo dar”.

Peybernes posa con una bufanda del Real Zaragoza en su presentación en La Romareda.
ALFONSO REYES

Mathieu Peybernes ha explicado esta mañana en su presentación en La Romareda las razones que le ha llevado a decantarse por el Real Zaragoza, donde jugará cedido hasta el final de temporada: “Hablé con Miguel Torrecilla hace un par de semanas y no hace falta hablar mucho para venir aquí. A mí me gusta jugar y en el Almería estaba jugando muy poco. El Real Zaragoza es un club histórico y la decisión fue rápida. Conozco a Miguel y él sabe lo que puedo aportar al equipo”.

De esta forma, el central francés, de 30 años, es consciente de lo que se espera de él: “Vengo aquí para aportar un poco de liderazgo. A mí me gusta coger las cosas cuando hay un poco más de presión. Me gusta sentirme importante y vengo a aportar todo lo que pueda dentro y fuera del campo y a ayudar a los compañeros en los momentos malos con la experiencia que tengo. Llego con muchas ganas y mucha humildad para trabajar y demostrar que puedo competir”.

Peybernes asegura que ha visto varios partidos del Zaragoza durante la primera vuelta y considera que hay equipo para escapar de la amenaza del descenso: “La plantilla es muy completa y buena. El hecho de no descansar después del playoff y jugar cada tres días hace que si empiezas con una mala racha sea difícil corregirlo porque no tienes tiempo para arreglarlo en los entrenamientos. Es un poco lo que ha pasado y desde la llegada del nuevo entrenador creo que el equipo compite mucho mejor, más como equipo. Ahora hay un partido a la semana, podremos trabajar más las cosas que se hacen mal y se podrá notar en los resultados”.

Y añade: “Conozco más o menos el club porque es un histórico muy grande e importante en España y pasa algo parecido a lo que sucede en Gijón, que hay mucha afición detrás del equipo y puede haber mucha presión cuando los resultados no son buenos. Antes de irme hablé con Manu Morlanes, que estaba conmigo en el Almería, y siempre me ha dicho cosas buenas de la ciudad, del equipo y de la afición, que es espectacular. A día de hoy es verdad que el equipo está un poco mal, pero creo que vamos a levantar la situación con el grupo que tenemos. Si trabajamos bien y hacemos las cosas un poquito mejor, se saldrá muy pronto de esta situación”.

El central ya conoció el pasado sábado a sus nuevos compañeros en su primer entrenamiento a las órdenes de Juan Ignacio Martínez: “La verdad es que el vestuario me ha recibido como si estuviera aquí desde el inicio. Zapater, como capitán, me ha presentado a todo el mundo. Al final, nos hemos enfrentado muchas veces y más o menos los conozco y ellos a mí también, por lo que a nivel de integración no hay ningún problema. Me han recibido de diez y eso es una buena señal para mí”.