RACING | EL ALARGUE

Un triunfo que reafirma la necesidad de fichar

La importancia de los tres puntos conseguidos en La Florida y la extraordinaria actitud no pueden ocultar las carencias futbolísticas crónicas de este grupo

Santander
0
Un triunfo que reafirma la necesidad de fichar
Aiol DIARIO AS

Las victorias cambian la cara, pero no hacen milagros

Los pilotos que acaban de terminar la participación en el Rally Dakar saben que no puedes cantar victoria, ni relajarte, cuando logras subir una duna. Por bien que lo hayas hecho, después de esa duna viene otra. Y otra. Y otra. Bueno, pues en el caso del Racing en Portugalete, es cierto que ascendió la montaña de arena, pero ni tan siquiera se puede decir que hiciera un buen partido. Ganó. Con una gran actitud, pero con las carencias futbolísticas de siempre. Ni impone un estilo, ni da tres pases seguidos, ni genera peligro en el área rival. Tres puntos vitales, pero no mágicos. La plantilla sigue necesitando que la apuntalen por los cuatro costados. O cinco, como dijo Alfredo Pérez.

Se puede moldear un extremo

De las pocas cosas que abonan el optimismo que dejó el partido de Portugalete, aparte de los tres puntos, obviamente, fue la actuación de Patrick Soko. Al jugador camerunés le ha costado mucho más que a otros fichajes que le den un par de partidos seguidos para poder empezar a demostrar algo. Por algo dijo que a él le cuesta trabajar el triple que los demás conseguir las cosas. Es demasiado tímido en el terreno de juego, tiene los fundamentos futbolísticos cogidos con hilvanes (siendo optimista), solo puede jugar en una posición, pero tiene algo que es fundamental en el fútbol de hoy en día: velocidad. Ya le gustaría a Solabarrieta decir que sus centrales o su delanteros, incluso sus mediocampistas, destacan por ser rápidos. Técnicamente además, Soko es mucho mejor de lo que muchos han presupuesto. No sé ustedes, pero al menos yo tengo ganas de verle con partidos y confianza en El Sardinero. Ah, y tiene corazón, porque de otra manera no se entiende que acabara el partido en pie cuando ya no le quedaba un gramo de fuerza.

Paciencia con los canteranos

No sé si los mismo que llevan años reclamando protagonismo de la cantera en el primer equipo, o parte de ellos al menos, empiezan a ponerse nerviosos cuando ven que Pablo Torre, Martín Solar o Camus, por ejemplo, no están finos. Solo faltaba que ellos fueran los que deber sacar al equipo del lodazal. Ya han dejado destellos de su calidad en un momento o en otro, se han echado el equipo a las espaldas incluso (Pablo en Lezama, Martín ante el Barakaldo), pero es indudable que les falta regularidad. Tan cierto como que el tipo de partidos que se juegan en Leioa, Mutilva, Gobela o el sábado en La Florida, no son para ellos. Si el Racing va a jugar a saltar y chocar como el Portugalete, a lo mejor Pablo Torre y Martín Solar estaban condenados, pese a tener la mejor de las disposiciones, a pasar una tarde de perros. Paciencia, que en su caso el talento ya está demostrado y en cuanto el equipo carbure y tenga el balón van a ser fundamentales.

Ojo con el abatimiento

Al término del partido, Solabarrieta quiso acordarse a la hora del triunfo (además de sus jugadores y de su mujer) de Pedro Menéndez. No es que esté muy unido al de Villaviciosa, que no le conocía hace dos semanas, es que le ve tan hundido, tan bajo de moral, que tuvo un bonito gesto de compañerismo. El asturiano trabajó 25 horas diarias en verano, se ha tomado esto como la oportunidad de su vida, fue valiente a la hora de hacer apuestas..., pero le ha salido todo mal. Y como no es Chuti, en vez de echar la culpa al resto del mundo se ha venido tan abajo que ahora mismo es la comidilla del vestuario y de todo el club. Él, que de natural es simpático y dicharachero, ahora está mustio y arrastrándose detrás de su sombra. Sé que es duro que tus jefes te pongan las pilas y es muy bueno ser exigente con uno mismo, pero lo último que necesita el Racing es salir al mercado con la moral por los suelos. Creo sinceramente que se merece tener suerte en enero. Será la del Racing.