Salamanca CF UDS B Salamanca CF UDS B
0
FIN
0

SALAMANCA 0 - DEPORTIVO 0

Salamanca y Deportivo patinan y empatan

Reparto de puntos en un Helmántico que presentó unas condiciones nefastas. El Depor no reacciona y el punto no sabe mal a un Salamanca que propuso más.

Salmanca y Deportivo disputaron un partido igualado y marcado por el mal estado del terreno del juego.
Yuste

Salamanca y Deportivo se enfrentaron en un helado y casi impracticable Helmántico con la necesidad por bandera y protagonismo para sus entrenadores, ambos debutantes. El resultado fue un empate que le sienta mucho mejor a los locales. Primero, porque el equipo vuelve a puntuar después de tres meses de sequía. Segundo, porque con la llegada de Lolo Escobar se vio una mejoría de juego e implicación casi desconocida hasta ahora. En los coruñeses, tibio debut para Rubén De la Barrera, muy condicionado por las bajas y el estado del terreno de juego, pero del que se esperaba bastante más. Un punto tras dos derrotas consecutivas nunca es buen botín y menos cuando visitas al colista y tu objetivo es acabar primero de grupo.

La primera jugada del partido fue la elección del campo, que la ganó el Salamanca regalándole al Deportivo la zona del área helada, donde era más fácil patinar que correr. El antídoto de los blanquiazules fue monopolizar la posesión, pero cualquier mal pase, balón largo o saque de puerta se convertía en un sudor frío para los coruñeses. Otra cosa era cuando se podía jugar. Ahí empezó a verse la receta De la Barrera, con un equipo dominador que comenzó a avisar con una peinada de Adri Castro que acabó fuera. Cada uno con sus armas, ambos con las dificultades del infame estado del campo. A la media hora la primera gran agitación con un tanto anulado a Uxío por un palmario fuera de juego. Casi de vuelta, clarísima ocasión visitante, pero Lara eligió mal con todo a favor. Bocados de mejoría del Salamanca de Escobar, que fue de menos a más a lomos de Ernerts y Javi Navas. Bocados de mejoría del Depor de De la Barrera, pero limitados al inicio del partido y en la ocupación de espacios.

El segundo acto arrancó con un Salamanca adelantando la presión, alejando la línea defensiva de la pista de patinaje y más convencido que nunca. En el minuto 56 momento para la polémica por una posible mano de Valín, que pareció pegada al cuerpo. Y después, un latigazo de Sergio Molina de falta al que respondió bien Carlos Abad. De los mejores minutos de los charros esta temporada ante un Deportivo tímido, impreciso y dormido recordando recientes males. Sin casi fondo de armario en el banquillo De la Barrera tiró de Rui Costa y sorprendió situando a Derik en el lateral derecho con Valín de interior. La igualdad volvió en el último tramo del encuentro, pero sin alterar un marcador muy condicionado por los elementos. Con todo fueron los locales los que intentaron ante un Deportivo que se fue del segundo tiempo con un disparo lejanísimo de Adri Castro como balance ofensivo. Poco, muy poco.