SUPERCOPA | BARCELONA-ATHLETIC

El Barcelona siempre tendrá una espina en Sevilla

No gana una final en Sevilla desde 1925 al Arenas. Ante el Steaua, en 1986, sufrió la derrota más traumática de su historia. Marcelino, con el Valencia, le ganó otra final hace dos años.

El Barcelona siempre tendrá una espina en Sevilla
Pablo García/RFEF DIARIO AS

Sevilla siempre será una plaza maldita para el Barça por la derrota en la final de la Copa de Europa de 1986 contra el Steaua de Bucarest en una historia mil veces contada ya. Pero no siempre fue así. En 1925,los azulgrana levantaron la Copa en el extinto Campo de la Reina Victoria (1918-1928). Ganaron 2-0 al Arenas de Getxo con goles del gran Samitier y Sancho. El héroe fue Platzko, el portero que inmortalizó Alberti con su oda. El húngaro le paró un penalti a Urresti. A su regreso a Barcelona, la afición preparó el primer gran recibimiento multitudinario para el club en su historia en el apeadero de Passeig de Gracia.

Ahí se acabó la historia de amor del Barça con Sevilla. En 1986, y después de eliminar heroicamente en los penaltis al Goteborg en las semifinales después de levantar un 3-0, la afición, que se desplazó por tierra, mar y aire a Andalucía, se llevó la decepción de sus vidas. La Copa de Europa se resistió. Algunos culés se dejaron medio corazón en el Sánchez Pizjuán. Una frustración histórica de la que nunca se repondrá la afición pero que, en parte, pudo ser mitigada en 2019. Hace dos años, el Barça volvió a estrellarse en Sevilla, esta vez en Heliópolis. El Valencia de Marcelino ganó la final de Copa en el Benito Villamarín y alargó la maldición del Barça en Hispalis. El Barça jugará hoy su cuarta final en Sevilla en el cuarto estadio. Esta vez, será en La Cartuja.

Es la primera vez, sin embargo, que el Athletic juega una final a partido único en Sevilla. Debió estrenarse el pasado mes de abril ante la Real Sociedad, pero la final fue aplazada por la pandemia.

Barça y Athletic se han enfrentado en ocho finales de Copa a partido único. Los azulgrana, reyes de Copa hace ya dos décadas, ganaron seis. El Athletic sólo ganó las de 1932 y 1984. Las dos por 1-0. Una, en Chamartín, con gol de Bata. La de 1984, decidida por un gol de Endika está en los libros de la historia, por la batalla campal que se organizó al final del partido y que precipitó el adiós de Maradona. El Barça ha ganado las otras seis, con especial protagonismo de Messi en la era moderna. Marcó en las finales de 20009, 2012 y 2015.

Es la cuarta Supercopa que enfrenta a Athletic y Barça. La única que ganaron los rojiblancos fue con Valverde en el banquillo (2015)... Un corazón dividido esta noche. O tal vez no.