ATHLETIC

Raúl García, el azote del Madrid nacido de la 'espaldinha'

Los cuatro goles que le ha marcado hasta la fecha al Real Madrid han servido para alejar a los blancos de tres títulos. Cristiano fue el detonante.

Raúl García celebra así el 2-0 sobre el Real Madrid.
MARIANO POZO DIARIO AS

"Está claro que era un partido señalado. Hay que reconocerlo y ser consciente de cuando te equivocas", afirmaba Raúl García después de vacunar al Real Madrid en la semifinal de la Supercopa de España. Dos goles del navarro y un título que se le escapa ya oficialmente a los blancos esta temporada. El jugador del Athletic se sacó la espina por su último enfrentamiento ante los blancos, donde fue expulsado y su equipo perdió por 3-1. "Está claro que era un partido señalado, que tenía que estar a la altura y, como digo siempre, no es cuestión de los goles. Quiero siempre ayudar al equipo, me viene bien marcar, pero lo importante es ganar", afirmaba.

Raúl García amplió un poco más su leyenda de azote del Real Madrid. Muchas veces se le ha observado muy motivado ante los blancos. Especialmente desde su etapa en el Atlético. Al navarro le había tocado sufrir la paternidad madridista sobre el Atlético, pero él fue uno de los artífices del cambio hasta convertirse en azote blanco y todo tiene un punto de inflexión. Fue en 2010 cuando el Madrid ganó 2-0 a los colchoneros en el Bernabéu.

A Raúl García le enervó un adorno a destiempo de Cristiano, con el partido decidido el portugués decidió bajar un balón largo amortiguándolo con la espalda. Ibrahimovic había puesto de moda el detalle técnico, pero Cristiano, que no había marcado aquel día —lo hicieron Carvalho y Özil— se expresó de aquella manera. Inmediatamente los jugadores del Atlético, con Raúl García a la cabeza lo tomaron como una falta de respeto y en las imágenes se apreció al navarro recriminárselo. "Eso no lo haces con 0-0. Te pego una hostia... Métetelo por el culo", le dijo al portugués, quién le respondió de la misma manera.

Fue el comienzo de una relación que ha tenido momentos de precisión quirúrgica en el navarro. Con los dos de ayer son cuatro goles los que le ha marcado al Real Madrid y los cuatro han servido para apartarle de algún título. Los del jueves sirvieron para que tacharan la Supercopa de España del palmarés de 2021. Antes, Su primer gol se lo hizo con la camiseta del Atlético en agosto de 2014. Fue también en la Supercopa de España, esta vez en el partido de ida. Con 1-0 para el Madrid, Raúl García tiró de oportunismo para empatar casi sobre el tiempo en el área pequeña y hacer que el Madrid se fuera en una desventaja insuperable para la vuelta. Allí ganó el Atlético 1-0 con tanto de Mandzukic.

Raúl García también le marcó al Madrid en octavos de la Copa de 2015, en la vuelta de Torres al Atlético. Aquel día el equipo rojiblanco dejó allanado el camino con un 2-0 que abrió de penalti Raúl García, una pena máxima provocada por él. En esa misma temporada, en el partido de Liga en el Bernabéu, no marcó pero como si lo hubiera hecho. La maniobra en la que amaga y deja pasar el balón para que Arda marque el gol del triunfo en el Bernabéu está también grabada en la retina de los aficionados colchoneros. Siempre encendido cuando es el blanco madridista el que tiene delante, a todos los niveles. Entre 2014 y 2016 disputó once derbis en los que recibió diez tarjetas amarillas, sin ser expulsado, eso sí. Su primera roja ante el equipo merengue, de hecho, la vio hace unos pocos días en el partido que ha sido detonante de su actuación del jueves. Lo tenía marcado, sí...