GIRONA

El Girona empeora sus números del año pasado, pero mira al playoff

El conjunto rojiblanco ha acabado la primera vuelta con 30 puntos, uno menos que el curso anterior. El objetivo es acabar la Liga entre los seis primeros clasificados.

El Girona empeora sus números del año pasado, pero mira al playoff
LUIS DE LA MATA

El Girona ha acabado la primera vuelta con 30 puntos tras sellar ocho victorias, seis empates y siete derrotas. El balance que se hace en el vestuario rojiblanco es positivo porque pese a la escasa pretemporada y el cúmulo de lesiones de jugadores importantes durante este primer tramo, son octavos y vislumbran el playoff a sólo cuatro puntos de distancia (podrían ser seis si Rayo y Leganés ganan sus partidos pendientes). Es cierto, que los números actuales son ligeramente peores que la temporada pasada porque por aquel entonces, tras 21 duelos ligueros, se sumaban 31 puntos, pero las sensaciones son positivas.

Y más teniendo en cuenta que para este segundo tramo de la temporada, que se iniciará el día 23 contra el Espanyol, ya deberían estar recuperados jugadores vitales como Juanpe y Stuani. Lo dos se han perdido la mayoría de partidos de la primera vuelta (el central sólo ha jugado uno por culpa de las lesiones) y con ellos, el Girona es un equipo más temible y fiable. Pero hay más y es que, el objetivo de alcanzar los puestos de playoff se mantiene intacto. La temporada pasada, pese a sumar un punto más que ahora, el bloque gerundense tampoco logró estar entre los seis primeros tras finalizar la primera vuelta. Fue en el segundo tramo de la temporada cuando el equipo carburó y acabó con 63 puntos que le valieron para finalizar quinto. Disputó el playoff y se quedó a las puertas del ascenso a Primera porque en la final el Elche, que fue sexto, le venció en el encuentro de vuelta en Montilivi.

El Girona tiene depositadas muchas ilusiones en la segunda vuelta (este curso no han podido estar más arriba del sexto puesto) y Francisco ya ha dejado entrever que su equipo está capacitado para recuperar el terreno perdido. El inicio de la segunda vuelta será complicado porque se enfrenta a Espanyol, Mallorca y Leganés, bloques que le aventajan en la tabla, y servirá para empezar a dilucidar el futuro del equipo esta temporada. Eso sí, antes, este sábado, el conjunto rojiblanco afrontará el duelo de Copa contra el Cádiz. Un triunfo le daría, sin duda, aún más moral y confianza.