LIGA SMARTBANK

La portería a cero, clave en la progresión de la UD

Los amarillos han conseguido no encajar en cuatro de sus últimos cinco partidos, frenando casi en seco la sangría de principio de temporada.

La portería a cero, clave en la progresión de la UD
Carlos Diaz-Recio DIARIO AS

Si bien es innegable afirmar que las dos últimas victorias amarillas, ante dos de los equipos más punteros de las categoría, como son el Espanyol y el Mallorca, se han sustentado en la recuperación de los Sergios, Ruiz y Araujo, no es menos cierto que, a excepción de la debacle en Vallecas en el último partido del 2020, los grancanarios han venido mejorando sus prestaciones defensivas en el último mes dejando atrás aquellos números sonrojantes que les condenaron durante muchas jornadas a ser el equipo más goleado de la categoría.

Sin lugar a dudas el cambio de año y el parón navideño no le han podido venir mejor a esta UD Las Palmas que ha vuelto de las vacaciones con aires renovados, mostrando una fortaleza en su juego que ni los más optimistas podían presagiar ante la entidad de los rivales que marcaba el exigente calendario. Ese tarro de las esencias abierto y desplegado, sobre todo, en las botas de Sergio Ruiz en el eje del centro del campo, se ha cimentado también en la brillante actuación de la zaga amarilla compuesta por Álvaro Lemos, Álex Suárez, Eric Curbelo y Dani Castellano; con Álex Domínguez en portería, que ha conseguido maniatar al líder y al segundo clasificado de la Liga SmartBank en dos jornadas consecutivas, con todo el mérito que ello conlleva.

Este trabajo, además, no es flor de un día, ya que habría que ir analizando el desempeño en defensa del equipo de Mel desde aquel loco encuentro frente al Sporting de Gijón, con un resultado final de 3-2 a favor de los amarillos, en el que se dieron dos circunstancias: el debut de Álex Domínguez en la meta insular y la no participación de un Aythami Artiles que parece que ya no jugará el resto de la temporada, al tener que operarse de sus dolencias en el tendón de Aquiles. A partir de aquella fecha, el 29 de noviembre de 2020, el guardameta catalán ha conseguido dejar su portería a cero en cuatro de los otros seis encuentros, ante la Ponferradina (0-0), Alcorcón (0-0), Espanyol (0-0) y Mallorca (0-0) y solo ha encajado tres goles; uno frente al Lugo y dos ante el Rayo, en la última derrota grancanaria. En total: siete partidos y únicamente cinco goles recibidos.

En definitiva, entre la agitación de la coctelera en el arco amarillo por parte de Pepe Mel y los cambios de aires en la pareja de centrales, dando paso a la ahora formada por Álex Suarez y Eric Curbelo, o en su defecto con Athuman en algunos encuentros como ante la Ponfe y Alcorcón, la UD parece haber encontrado el camino para echar el cerrojo en defensa después de un primer tramo liguero donde los grancanarios se habían convertido en un auténtico coladero y, si a eso se le suma la magia de la recuperación de los Sergios, el desborde de Rober y la próxima vuelta a los terrenos de juego de Pejiño, quién sabe hasta dónde puede llegar esta UD en la segunda vuelta.