GIRONA

Terrats: “Estoy contento por la confianza y los minutos"

El centrocampista del filial está convenciendo a Francisco. Llegó en verano y firmó hasta final de curso más otro opcional. El club quiere atar su futuro y hacerle un nuevo contrato.

Terrats: “Estoy contento por la confianza y los minutos"

Ramón Terrats no sólo ha llamado a la puerta de Francisco, sino que ya la ha derribado. El centrocampista del filial del Girona es un habitual en los entrenamientos del primer equipo y el pasado lunes ante la Ponferradina logró la confirmación. Su encuentro fue para enmarcar, ayudó a liberar a Gumbau y Monchu en la medular, ganó 12 duelos y completó 31 pases. En lo que se lleva de curso ya ha disputado 261 minutos en Liga (más 195 en Copa) y no sería extraño verle como titular en la mayoría de encuentros durante la segunda vuelta del campeonato.

Francisco está demostrando que no le tiembla el pulso a la hora de dar la alternativa a los jugadores jóvenes del club y Ramón Terrats está aprovechando la oportunidad. Está siendo considerado como el tercer centrocampista del Girona, tras Gumbau y Monchu, y ha superado a Cristóforo e Ibrahima Kebe. “Estoy contento por la confianza y los minutos que me está dando el técnico. Toca seguir”, comentó el joven centrocampista de 20 años que aterrizó en verano procedente del Sant Andreu. Los informes que se manejan sobre él son muy positivos y se le considera un jugador con un futuro tremendo. La dirección deportiva del primer equipo gerundense está contenta con su rendimiento y de ahí que esté tratando de hacerle un nuevo contrato. El actual, que se firmó en verano cuando llegó, es por una temporada más otra opcional (club y futbolista pueden no hacerla efectiva de manera unilateral) y una cláusula de 250.000 euros. La nueva oferta iría en dirección a hacerle un contrato con ficha profesional para, como mínimo, cuatro temporadas.

Se espera que las negociaciones se aceleren en las próximas semanas, pero Terrats sigue centrado en su día a día. Pese a los minutos que está acumulando con el primer equipo, es consciente que su sitio, de momento, está en el filial. De ahí que trate de exprimir cada minuto que suma en el fútbol profesional. Tras el duelo ante la Ponferradina (1-1) fue el encargado de mostrar las sensaciones del grupo y dejó claro que “estoy muy contento por la manera de jugar del equipo y por mí, pero el resultado afecta porque te vas con una sensación amarga. Viendo las sensaciones del partido, la ambición que mostramos y la manera de jugar tenemos un mal sabor de boca por no haber podido ganar, que era nuestro objetivo”. Por último, el Girona tratará de centrarse ya en el duelo de Copa del sábado ante el Cádiz, pero le espera un calendario liguero complicado. El sábado 23 recibe al líder, el Espanyol. Eso sí, Terrats no tiene miedo: “Iremos a por él y a sumar tres puntos, que será lo que nos haga estar arriba”, finalizó.