LIGA | ATLÉTICO 2 - SEVILLA 0

1x1 del Atlético: premio a Correa y Saúl y papelón de Trippier

El equipo rojiblanco se impuso con solvencia, muy fuerte en defensa y aprovechando las ocasiones que tuvo. La vuelta del inglés, importantísima.

Simeone recuperó a Trippier en el carril derecho, con la cautelar por parte de la FIFA para poder volver a jugar y el inglés volvió a demostrar que es capital en el equipo, en su mejor momento desde su llegada y completamente adaptado a la nueva zaga. El Atlético se adelantó con una gran maniobra de Correa en el área y luego buscó matar a la contra. En la segunda mitad el equipo salió muy metido atrás, sin generar peligro con sus líneas tan replegadas. Pero, con los cambios, Simeone tuvo el premio con un gol que a Saúl le va a venir de maravilla para su confianza. Gran trabajo de Giménez atrás.

Oblak: Salida clave a los pies de En-Nesyri para evitar el gol a los 20 minutos. Se adelantó al punta y Acuña no acertó en el rechace. También tuvo que intervenir en un chut del marroquí, que a los 80 minutos no marcaría a portería vacía. Únicamente seis goles encajados en las primeras 16 jornadas.

Savic: Muy seguro en defensa cubriendo la espalda de Trippier en la derecha, pero también cerrándose ante cualquier salida de Giménez del vértice defensivo. Vio una tarjeta amarilla y tuvo ciertos problemas cuando En-Nesyri le midió con metros por delante. Solvente en los balones aéreos.

Giménez: Titular pese a los problemas físicos que le habían obligado a abandonar el campo en la Copa a los diez minutos. Se le vio completamente recuperado, cerrando la línea de centrales con Savic a su derecha y Hermoso a la izquierda. Un titán por arriba, saliendo vencedor en todos los balones colgados al área. Recibió un fortísimo cabezazo de Diego Carlos, pero siguió jugando. Muy rápido cuando algún rival consiguió superar a Hermoso y llegar a línea de fondo. Gran partido del uruguayo, que si el físico le respeta es enorme. 

Hermoso: Mucho trabajo en defensa con la presencia de Ocampos en su costado. Contó con la colaboración constante de Carrasco por delante. Cuando se midió en el cuerpo a cuerpo con las subidas de los jugadores sevillistas en alguna ocasión le faltó ser un poco más contundente o medir mejor sus entradas. Con la entrada de Felipe se desplazó más al costado.

Trippier: Vuelta al equipo tras perderse los tres últimos partidos. El inglés es fundamental en el Atleti, completamente asentado a la zaga donde ejerce de carrilero derecho con tres centrales por detrás y Savic cubriendo su espalda. No para de ofrecerse en su costado y siempre trata de buscar la mejor solución. Vio a Correa en el área para el gol que abrió el marcador y puso un envío fantástico a Suárez que se estrelló con Bono. También fue determinante en el segundo, con su gran pase al espacio para su socio Llorente que acabó asistiendo en defensa. En defensa le da mucha seguridad al equipo.

Carrasco: Muchísimo trabajo en el carril izquierdo. El Sevilla tenía por ahí a Navas y Ocampos y al belga le tocaba acompañar constantemente a Hermoso, con la colaboración de Lemar. Se entendió muy bien con el francés, tirando desmarques en largo para permitir recibir al '11' con más espacios desplazado a la banda izquierda. En la segunda parte intentó estirar al equipo, pero los rojiblancos estaban muy metidos atrás. 

Koke: Juegue donde juegue es la pieza clave en el esquema de Simeone. Ahora lo hace como pivote, ordenando el juego del equipo y dando equilibrio. Cierra en defensa y en ataque se acerca a Giménez para iniciar las jugadas siempre mejorando el fútbol rojiblanco. Aunque más lejos del área rival pierde ese último pase y su llegada, evita que el equipo se parta y permite que se puedan reunir tantos jugadores de talento en ataque al mismo tiempo. Vio una amarilla que le impedirá estar en Eibar, baja complicada para Simeone.

Llorente: Con esta nueva formación le toca trabajar más en el medio y lucir menos en ataque. Eso sí, recuperó a su mejor socio en los balones al espacio, un Trippier que siempre busca los desmarques del '14' a la espalda del lateral izquierdo rival. Así se fraguó el segundo gol, con el envío en el momento clave, la carrera de Llorente y el pase atrás perfecto para Saúl que llegaba desde segunda línea. Muy importante en sus ayudas defensivas.

Lemar: Se ha asentado completamente en el once con una posición más interior, por delante de Koke y Llorente y aportando mucho trabajo en la presión y también en la recuperación. Es un jugador nuevo, se atreve y ha ganado muchísimo en confianza. Así fue su participación en el gol de Correa, recibiendo el balón de cara de Suárez, controlando de espuela y conduciendo hasta abrir a Trippier en el momento justo. Sustituido pasada la hora de partido después de una labor fundamental en el trabajo colectivo, corriendo más de ocho kilómetros en su hora sobre el campo.

Correa: Golazo para abrir el marcador, recibiendo de Trippier en el área y rematando a la media vuelta al primer palo sorprendiendo a Bono. Le tocó jugar tirado a la banda derecha, por delante de Trippier y con libertad de movimientos en ataque para aparecer por dentro. Muchísima colaboración defensiva para cerrar a Acuña. Trabajo poco vistoso, pero que habrá agradado mucho a Simeone. Se marchó sustituido por Saúl con la misión del Cholo cumplida.

Luis Suárez: Mucho trabajo de espaldas, con participación en el gol de Correa. Con el tanto del argentino el equipo se metió atrás y trató de hacerse con los balones largos de los zagueros que tenían a Suárez como única referencia, pero ahí no tiene la punta de velocidad necesaria. Tuvo el gol en un mano a mano con Bono tras un gran desmarque en el momento justo para no caer en fuera de juego y envío de Trippier que salvó muy bien el portero.

Doble cambio para estirar el equipo

Saúl: Gol fundamental para su confianza. Lo necesitaba. Recibió el balón de Llorente en la frontal del área y cruzó su disparo con la izquierda imposible para Bono ampliando la diferencia en el marcador. Buen trabajo en el medio, entrando cuando al equipo le estaba faltando más oxígeno en el medio.

João Félix: Entró para intentar estirar al equipo, que estaba muy hundido. Su misión fue la de ejercer el papel de Correa, ayudando en la banda derecha a cerrar las intentonas sevillistas. En ataque, muy solo, buscó la acción individual para tratar de dar rédito al equipo. Con la salida de Suárez pasó a jugar como referencia en punta.

Torreira: Sustituyó a Suárez en los últimos minutos para cimentar aún más el centro del campo colchonero. No se complicó, trató de robar y sacar el balón de las inmediaciones de la puerta de Oblak.

Felipe: Más fortaleza aérea para los últimos instantes de partido. Se situó junto a Giménez y Savic para evitar cualquier opción en los balones aéreos del Sevilla.