HÉRCULES

Abde, en la rampa de salida

El jugador marroquí del Hércules negocia con el Mestalla su cesión, aunque tiene otras opciones. Si se marcha, Carmelo le buscará un recambio.

Abde, en la rampa de salida
FITO GONZALEZ DIARIO AS

Abde está en la rampa de salida. El extremo marroquí ha decidido salir del Hércules en este mercado ante la falta de oportunidades con el primer equipo. Cubillo no termina de confiar en él y el jugador lleva tiempo pidiendo una salida. Abde, con 19 años recién cumplidos, es un caramelo para muchos filiales, pero ha sido el Valencia Mestalla el que se ha lanzado a por él con todo.

El filial ché ha presentado una oferta formal por el marroquí. El Hércules contempla una cesión con opción de compra, aunque Carmelo del Pozo quiere que le garanticen de alguna manera que 'su' jugador tenga minutos. El club no quiere que Abde salga para que sea suplente y tenga un papel residual, como el que está teniendo ahora mismo en el Hércules.

Cubillo volvió a dejar a Abde el pasado fin de semana fuera de la convocatoria. El atacante sólo ha disputado 15 minutos con el primer equipo y ha marcado un gol, ante el Orihuela. Sin embargo, a Cubillo parece que le gustan los jugadores más disciplinados tácticamente y ahora mismo no entra del todo en sus planes. Abde alterna el primer equipo con el filial, pero considera que el Hércules B, en Tercera, se le queda corto y quiere tener minutos lejos de Alicante en una categoría superior.

Al margen del Mestalla, han sido varios filiales y diferentes clubes de Segunda B los que se han interesado por la cesión de Abde. El Hércules no piensa regalar al que considera un activo del club, pero desde la dirección deportiva quieren que el marroquí siga demostrando más cosas antes de firmarle un contrato con el primer equipo. Por eso, se contempla una cesión con opción de compra no obligatoria. De momento, Abde tiene contrato hasta junio de 2022 y dos millones de euros de cláusula, tal y como le firmó Javier Portillo en la última revisión de su contrato.

Si Abde se marcha (es la intención que tiene el jugador entre ceja y ceja), Carmelo tendrá que lanzarse al mercado a por un jugador de su perfil. El director deportivo no piensa dejar esa vacante huérfana porque en sus esquemas el marroquí es jugador de la primera plantilla. Si sólo sale Abde, Del Pozo tendría que atar un sub-23 porque todas las fichas sénior están ocupadas, salvo que algún jugador del primer equipo pida marcharse y el abanico de opciones se amplíe.