REAL VALLADOLID-VALENCIA

Aprobados y suspensos del Valencia: Murciélago Soler

El Valencia rompió una racha de nueve partidos sin conocer la victoria y da un salto en la clasificación, hasta la 13ª posición, alejándose de la zona de descenso.

Aprobados y suspensos del Valencia: Murciélago Soler
Octavio Passos Getty Images

El Valencia se llevó por méritos propios la victoria en Valladolid, donde inclusive tuvo la suerte que le faltó en otros partidos. Rompía así una racha de nueve jornadas sin conocer la victoria y sumaba su cuarta en Liga, que le permite alejarse de los puestos de descenso. Gracia introdujo toques de entrenador en el once y planteamiento, como la presencia de Daniel Wass en banda derecha pero por delante de Thierry Correia, y su equipo cuajó la mejor primera parte de la temporada y uno de los partidos más completos de su etapa. Fue Carlos Soler, con cierta colaboración de Masip, el que le dio finalmente la victoria, aunque Gayà y Maxi Gómez se toparon con el palo y el VAR anuló un gol de Manu Vallejo.

Jaume: La suerte le sonrió en el último minuto y el palo evitó el empate. Cometió un penalti, aunque la acción venía precedida de fuera de juego. Pero dejó de nuevo su portería a cero.

Thierry Correia: Cumplió, que no es poco. Ha mejorado sus prestaciones defensivas y ató en cortó a los hombres de banda de Sergio González.

Diakhaby: Se mostró solvente de principio a fin. El francés se ha ganado su lugar en el once. Perfecto en cada corte y sin errores en la salida de balón. De lo mejor del Valencia.

Hugo Guillamón: Lo suyo es sangre fría y criterio a la hora de sacar el balón. Solo cometió un error en los 96 minutos, que casi cuesta un penalti, aunque la jugada venía de fuera de juego.

Gayà: Es un atacante más y sin perder el sitio en defensa. Suya fue la mejor ocasión de la primera mitad, un disparo complicado y envenenado que entre Masip y el larguero dejaron en nada. En la segunda mitad se dejó ver menos en ataque. Aún así, el balón a Carlos Soler en la acción del gol le llega de un pase del capitán.

Wass: El danés sirve para mucho y siempre cumple. Esta vez de interior derecho, posición en la que hacía tiempo que no jugaba. Generó peligro por banda y con el paso de los minutos fue acercándose a las posiciones de Racic y Soler, dándole más campo a Correia y liberando a Soler para que este pisara más las inmediaciones del área de Masip, como en la acción del gol. 

Carlos Soler: Pundonor, derroche físico y resolución. Su crecimiento es proporcional a su influencia en el colectivo. Su gol en Pucela tiene un peso enorme en el estado anímico y clasificatorio del equipo.

Racic: Cometió dos faltas al borde del área fruto de la inmadurez, pero qué duda cabe que su presencia le da otro brío al centro del campo del equipo y le permite a Gracia introducir variaciones interesantes como la de Wass por banda derecha. Aguantó físicamente pese a la inactividad y solvente en la recuperación.

Cheryshev: Participativo en la primera mitad, intermitente tras el descanso. Está aciago cara a puerta, aunque es el interior zurdo que mejor se entiende con Gayà.

Kang-in Lee: Arrancó el partido con criterio con balón y constancia en la presión tras pérdida. Su influencia en ataque fue de más a menos, aunque antes de ser sustituido por Manu Vallejo tuvo una ocasión a balón parado.

Maxi Gómez: Su trabajo va mucho más allá de sus disparos a portería, que en esta ocasión fueron dos y uno de ellos al palo. Su presencia marca a los defensores y su juego de espaldas oxigena al equipo.

También jugaron:

Manu Vallejo: Salió por Kang-in Lee. Otra vez Gracia le usó de revulsivo y el gaditano fue el autor del gol anulado tras mediación del VAR por fuera de juego de Maxi Gómez. Tuvo dos contragolpes más para sentenciar el encuentro. 

Lato: Salió en la recta final para ayudar a Gayà en defensa.

Yunus: Sustituyó a Wass para darle frescura al equipo en los últimos minutos.