TALAVERA 1 - VILLANOVENSE 0

Monroy lo retoma donde lo dejó

El lateral, último goleador blanquiazul en 2020 y que se estrenaba como titular, da a los de Víctor Cea su primera victoria como local con un centro-chut.

0
La piña de los jugadores del Talavera para felicitar a Pablo Monroy por su gol, que dio la victoria a los blanquiazules contra el Villanovense.
Captura TV CMM

El último es también el primero. Pablo Monroy, que marcó el último tanto del Talavera antes de despedir 2020, dio el triunfo a los blanquiazules frente al Villanovense. El centro-chut del castellonense fue la única manera que encontraron los blanquiazules para batir a un Pedro que lució en la primera parte. Monroy estrenaba titularidad e hizo lo propio con el casillero de victorias como local de los de Víctor Cea.

El Talavera salió en tromba, como si tuviera prisa por dar una alegría a la afición, que regresaba a El Prado diez meses después. Cinco saques de esquina forzados en los primeros cuatro minutos que obligaron a Pedro a tres intervenciones providenciales. Instantes después, también tuvo que estar atento Edu Sousa a quien Cristo intentó sorprender en un lanzamiento de falta muy escorado. Resultó el único intento de los visitantes entre los tres palos.

Reclamó el Villanovense con timidez un penalti de Monroy a David en una jugada en la que el lateral talabricense sacó el esférico sin demasiada pulcritud. Los visitantes se quejaron con más insistencia, y con razón, de la pena máxima que Holgueras Castellanos sancionó a favor del Talavera por derribo de Lobato a David Añón. Riguroso y digno del VAR que no tienen en esta categoría. El lance es laxo y se inicia fuera del área. Pero se cumplió aquello de que si no es penalti no entra y el propio Añón lo falló.

Los dos equipos minaron el campo con muchas disputas y poca circulación en el juego. Aunque el césped lucía en perfectas condiciones, el camino al área rival parecía bloqueado para ambos conjuntos. El Talavera notó el vacío que la ausencia de Toño Calvo dejó en las proximidades del área. Esa zona la fue a buscar Dorrio en una conducción en la que buscó, sin tino, la escuadra.

El primer bloque de cambios de De los Mozos revitalizó el juego del Villanovense. Por el camino, los extremeños pidieron otro penalti en una salida de Edu Sousa ante Cristo. Jugada más aparatosa que punible.

Estaba el Talavera al borde de la ofuscación viendo cómo se le negaba el gol. Tampoco hay que obviar que tenían enfrente al equipo menos goleado del grupo y el cuarto de toda la categoría. Los cerámicos, que cargaron mucho el juego por la banda derecha, acabaron encontrando el camino al gol por esa senda, aunque de manera poco ortodoxa, con el partido adentrado en su cuarto de hora final. Un par de metros escorado en la prolongación de la frontal, Monroy sorprendió a Pedro para dejar los tres puntos en El Prado y neutralizar la brecha que separaba a talabricenses y serones en la lucha por las 'migajas' del segundo puesto que deja el intratable Badajoz.