INGLATERRA

Gareth Bale frena el primer fichaje de Pochettino en el PSG

Dele Alli es el gran objetivo de los parisinos para este mercado pero las lesiones del galés y de Lo Celso complican su salida según la prensa inglesa. Además, Levy prefiere que se quede.

Dele Alli es el gran objetivo del Paris Saint-Germain para este mercado de invierno. El centrocampista inglés apareció en el radar de Leonardo como el refuerzo idóneo de cara a la segunda mitad de la temporada: joven, con un nivel contrastado en la élite pero con necesidad de reivindicarse. Este no cuenta para Jose Mourinho, que le ha dado oportunidades sin demasiado resultado pero, aunque la cesión parece una buena vía y más con Pochettino en la capital francesa, esta se está complicando.

Según informa Telegraph, el Paris Saint-Germain va a volver a la carga por Dele Alli e insistirá con una nueva oferta que consiga convencer a los londinenses, que han rechazado las tres primeras. Este diario asegura que el movimiento, si se produce, no será rápido. ¿El motivo? Las lesiones y que no todos han perdido la fe en Alli.

La presencia de Giovani Lo Celso y Gareth Bale en la enfermería hace que Alli, de momento, se quede para poder cubrir si fuera necesario cualquiera de la bajas tanto del argentino como del galés. Además, Daniel Levy, presidente del club, es uno de los grandes valedores de su talento y aún tiene fe en que el jugador es capaz de regresar a su mejor nivel.

El traspaso parece congelado y solo Levy tiene la llave para desbloquearlo ya que el resto de partes involucradas parecen a favor de que suceda.

Su 'profesor' favorito

Pochettino es el entrenador que, de momento, ha marcado la carrera de Dele Alli. Después de despuntar en el MK Dons a las órdenes de Karl Robinson, el argentino le tomó bajo su brazo y llevó a este a convertirse en uno de los jóvenes más prometedores de la Liga inglesa e incluso a nivel mundial. El de Milton Keynes llegó, incluso, a la selección.

Ahora, en un momento complicado para Alli, la llegada de Pochettino a París le puede acabar de convencer para llegar a la capital francesa. A él y a Levy, que conocedor de la buena relación que mantienen ambos, sabe que su jugador será tenido en cuenta desde el inicio.

Después de un buen inicio a las órdenes de Mourinho, Alli fue perdiendo el sitio tras su actuaciones irregulares. Esta temporada, tras los refuerzos de verano, Alli apenas cuenta. El medio ha jugado 407 minutos repartidos en once encuentros en los que ha marcado dos goles y ha dado una asistencia. París espera y Alli también. De las lesiones de Bale y de Levy depende todo.