ALAVÉS 1 - ATLÉTICO DE MADRID 2

Aprobados y suspensos del Alavés ante el Atlético de Madrid

Pacheco estuvo notable durante el partido y sin opciones en los dos goles encajados. En el primero, Laguardia desvía la trayectoria del balón y, en el segundo, Luis Suárez remata a bocajarro.

Alavés-Atlético de Madrid
AFP

Pacheco. Notable durante el partido y sin opciones en los dos goles encajados. En el primero, Laguardia desvía la trayectoria del esférico y, en el segundo, Luis Suárez remata a bocajarro en el segundo palo. Con el uruguayo tuvo también un choque en los últimos minutos y pudo resultar lesionado.

Martín Aguirregabiria. Entró por Ximo Navarro en el equipo ya que el andaluz tenía molestias tras el partido de Pamplona. Cumplió en defensa y trató de estar siempre bien colocado. Apenas pudo participar en ataque porque el Alavés estuvo muy atrás la mayor parte del choque ante los rojiblancos.

Laguardia. Empezó muy centrado, bien en las anticipaciones y marcando galones dentro del área. Luego empezó a sufrir un poco más y tuvo la desgracia de que el remate de Marcos Llorente rebotó en su pierna antes de entrar en la portería de Pacheco. Expulsado por una entrada a Lemare cuando el francés tenía una ocasión manifiesta de gol.

Lejeune. Trató de ser sólido atrás y lo consiguió en la primera parte. Desbordado por Llorente en el 1-0 y sin poder llegar al pase de Joao Félix en el segundo tanto de los rojiblancos. Protagonizó la mejor ocasión del Alavés en el partido rematando de cabeza un balón que pegó en el poste visitante.

Javi López. Duarte tenía molestias desde el cruce con Osasuna y Pablo Machín le dio la ocasión de entrar en el once inicial. Sufrió con las acometidas de los rivales pero se comportó a un gran nivel. Apenas pudo ayudar en ataque. Terminó siendo sustituido para dejar minutos a Adrián Marín.

Manu García. Se emparejó con Battaglia en la medular y trató de ganar la partida a jugadores como Marcos Llorente, viejo discípulo suyo. En la jugada del 0-1 se equivocó al dar un pase a Battaglia que quedó en botas rivales. Suárez hizo una buena conducción y el centrocampista rojiblanco, junto a la fortuna, hicieron el resto.

Battaglia. Volvía después de la sanción en Pamplona. De hecho, entre una roja directa y la acumulación de cinco amarillas, se ha perdido un par de compromisos en las últimas semanas. Serio en el centro del campo, trabajador incansable pero el rival tenía dinamita en su demarcación. Jugará junto a Pina en Cádiz. Manu parece que será la apuesta en Copa el miércoles.

Edgar Méndez. Buenos primeros minutos a nivel ofensivo en los instantes iniciales. Protagonizó alguna aproximación de las pocas que tuvo el Alavés. Luego trabajó bien en materia de repliegue en esa línea que dispuso Machín de 4-5-1 con Deyverson en punta. Fue sustituido dando la alternativa en el partido a Lucas Pérez.

Jota Peleteiro. No han caído bien en Vitoria unas declaraciones suyas en las que hablaba de la dificultad de renovar con el Alavés ya que tiene encima de la mesa otras posibilidades (Valencia, Levante y Celta) pero trató de ayudar en defensa y lo consiguió en la primera parte. Poca presencia ofensiva en el choque. Terminó como segundo pivote en la medular con Battaglia.

Borja Sáinz. Más que un segundo delantero fue el tercer medio punta por detrás de Deyverson. También caía a banda para alternarse posiciones con Edgar y Jota. No fue su tarde porque el Alavés tuvo muy poca presencia ofensiva en la primera parte y, además, no terminó el choque porque Luis Rioja entró por él.

Deyverson. Tan pronto entra en el once inicial como sale desde el banquillo. Pablo Machín quería un 9 referencia que atosigara al rival en la salida del balón y tuvo, de nuevo, la ocasión desde el principio. Correoso, implicado e intenso como siempre pero metido en varias trifulcas durante el partido.

Tachi. El que fuera capitán del equipo filial del Atlético de Madrid no suele tener muchas oportunidades en este Alavés pero la lesión de Ely y las amonestaciones le van a permitir ir creciendo poco a poco. Salió tras la expulsión de Laguardia y cumplió en defensa aunque sufrió bastante con las acometidas rivales.

Rioja. Suele jugar siempre de salida pero Pablo Machín tiene que dosificar a sus efectivos y entró desde el banquillo. Vivió los momentos más verticales del Alavés en el choque pero no gozó de ninguna ocasión clara. Tampoco tuvo tiempo para demostrar su capacidad de desmarque, desborde y regate.

Joselu. Fue salir al terreno de juego y cambiar el estilo del Alavés. Primero haciéndose con varios balones gracias a su poderío aéreo, luego recibiendo varias faltas que no fueron castigadas con tarjetas. Además, Joselu protagonizó la jugada del gol vitoriano con un gran pase con el exterior que envió Felipe a la portería propia.

Lucas Pérez. Otro futbolista que revolucionó el ataque del Alavés. Sorprendió que no estuviera en el equipo de salida pero su entrenador reconoció luego en rueda de prensa que arrastraba unas molestias en el tobillo tras el choque de Pamplona. Fue el que provocó que Felipe rematara a la meta de Oblak para conseguir el empate a 1.

Adrián Marín. Sustituyó a Javi López y apenas tuvo minutos sobre el terreno de juego pero le dio tiempo a ser espectador en primera línea del 1-2 ya que Luis Suárez ganó la partida a sus rivales en el segundo palo y también es el alavesista que colgó un balón en el tiempo de descuento que bien pudo suponer el 2-2. Fue un gran servicio desde la banda.