Real Madrid RMA
2
Lucas Vázquez 5', Marco Asensio 52'
Final

REAL MADRID - CELTA

Cuerpo a tierra: falta Sergio Ramos y llega Iago Aspas

El delantero de Moaña, pichichi y máximo asistente de la Liga, participa en el 86% de los goles del Celta en LaLiga. La baja del central del Madrid dispara su peligro.

En términos estrictos, Iago Aspas no entrará en la historia de los 'one club man' porque padeció un año en Liverpool y otro en Sevilla, los peores de su carrera, pero es difícil encontrar un deportista más influyente en una entidad deportiva. Hace dos temporadas se lesionó para tres meses. De diez partidos sin él, el Celta ganó uno y quedó al borde del descenso. En los diez últimos, los de la verdad, volvió y el equipo sólo perdió dos y se salvó. "La presión era enorme. La gente me paraba por la calle y me preguntaba constantemente cuándo iba a volver".

Nunca el Celta dependió tanto de un futbolista y nunca un futbolista dependió tanto del Celta. Desde su regreso, en 2015, no bajó de 14 goles por temporada. En tres de ellas fue el máximo anotador nacional. "He ganado más dinero fuera, pero aquí me pagan bien para lo que hago, disfruto y soy feliz en mi pueblo". Su pueblo es Moaña, donde es habitual encontrársele "en el supermercado, la farmacia o cenando en un bar". Hijo de un mecánico (de ahí le viene su pasión por los coches) y de una mariscadora, es el máximo goleador en la historia del Celta. Esta temporada, en Liga, lleva nueve tantos y seis asistencias (Benzema es su más cercano perseguidor en lo uno y en lo otro), y ha participado en el 86% de los tantos de su equipo. En esto, el francés o Messi están muy lejos. 

El factor Coudet

Con los años ha ido a mejor. Ahora tiene 33 y no debutó con la Selección hasta los 29. Contaron con él Lopetegui, Hierro, el primer Luis Enrique y Robert Moreno. Inexplicablemente, desde hace año y medio no han vuelto a llamarle, más cuando esta temporada vuelve a ser pichichi de la Liga en un equipo que ni siquiera está en zona europea. Su estado de forma coincide con la baja de Sergio Ramos por unas molestias estomacales. Ha faltado en seis encuentros y el Madrid sólo ha ganado dos. Nacho, su relevo, tendrá un examen de álgebra (sigue el partido en directo en AS.com).

Luego está el efecto Coudet. El argentino tomó al equipo decimoséptimo y le ha llevado a la octava plaza al sumar 16 de los últimos 18 puntos, con sólo tres goles encajados. Lo ha hecho cambiando muy poco, al estilo de Zidane. Ocho jugadores han sido titulares en todos los partidos. Además, devolvió la capitanía a Hugo Mallo, le dio más protagonismo a Brais Méndez y juntó a todos los talentosos (el propio Brais, Denis Suárez, Aspas y Nolito) en un atrevido 4-1-3-2. "Si gano sin jugar bien no me voy completo. Es difícil que la suerte te acompañe constantemente", suele decir. Su plan es arriesgar poco atrás, aún a costa de no sacar siempre limpia la pelota, y robar muy arriba: "Es más fácil convencer a un delantero para que corra quince metros hacia adelante que cincuenta hacia atrás". En seis de sus siete partidos tuvo más posesión que el rival. Y sólo perdió cuando ocurrió lo contrario (ante el Sevilla). Unos datos asombrosos para un equipo que acabó decimoséptimo en las dos últimas ligas.

Benzema, Mendy, Ramos, Hazard…

En las mismas que Aspas está Benzema en el Madrid. Seis goles y dos asistencias en los últimos seis partidos y un 55% de participación en la producción anotadora del equipo en la Liga. En cuatro de las cinco derrotas de la temporada él no marcó y Zidane ha borrado del mapa a sus dos relevos, Mariano y Jovic. El catalán no juega desde el 28 de noviembre y el serbio desde el 8 del mismo mes. Ni siquiera calentaron durante el asedio final a la portería de Edgar Badía.

Hazard, ante Nacho y Odriozola, durante un entrenamiento del Madrid.

El empate en Elche devolverá al once a Mendy y volverá a llevarse por delante a Marcelo, titular en cuatro de las cinco derrotas del Madrid, y quizá a Asensio. Su sitio es el de Hazard, que ya tuvo minutos en el Martínez Valero. No dejó huella, pero el club y el entrenador le consideran crucial en el último semestre pese a que no juega un partido completo desde noviembre de 2019. Y queda pendiente la cuestión Odegaard, otro desaparecido sin dejar rastro. Le duró poco la titularidad inicial, después se lesionó dos veces y se evaporó tras la derrota en Kiev frente al Shakhtar. Su condición de galáctico de la pandemia ha sido breve. En el último ranking aparece incluso por detrás de Isco, que ya es caer.

Clasificación

Clasificación PT PJ PG PE PP
1 35 14 11 2 1
2 33 16 10 3 3
3 29 17 8 5 4
4 29 17 7 8 2
5 27 15 8 3 4
Clasificación PT PJ PG PE PP
6 25 15 7 4 4
7 24 15 7 3 5
8 23 16 6 5 5
9 20 17 6 2 9
10 19 16 5 4 7
Líderes
asistencias
faltas cometidas
faltas recibidas
tarjetas amarillas
balones recuperados
pases por partido
63.7